¿Dejar el chocolate para adelgazar? ¡No!

¿Dejar el chocolate para adelgazar? ¡No!

El theobroma cacao o más conocido como el chocolate, es un alimento, que se encuentra prácticamente dentro de la dieta de todos, ya sea de un modo más excesivo o menos. Se dice que el chocolate engorda, que es malo para la salud, que provoca aparición de acné…Es lo que sucede cuando comemos chocolate mezclado con muchos azúcares o con otros productos para endulzarlo como el caramelo, la leche, la galleta etc…Todos esos suplementos serán los responsables de las consecuencias negativas que nos provoca el chocolate.

Es importante diferenciar entre comer chocolate puro o comer productos industriales que contengan chocolate. Los productos industriales como los donuts, los croissants de chocolate, las tabletas de chocolate con leche y azúcares, pasteles, etc. no son alimentos sanos. A continuación explicaremos algunas maneras de consumir chocolate de una manera equilibrada, sana y que no afecte a nuestro aspecto físico. El cacao en polvo y el chocolate negro, con un porcentaje de más del 70% y sin azúcares añadidos es el chocolate que podemos consumir  para llevar una vida más saludable, evitaremos el cacao con azúcares añadidos o aceite de palma. Estos son algunos de los beneficios que nos ofrece el cacao puro:

  • Protección frente a la prolongada exposición al sol.
  • Reducción de la presión arterial.
  • Ayuda a la producción de óxido nítrico.
  • Aumenta el colesterol bueno y reduce la oxidación del colesterol malo.
  • Reduce la resistencia a la insulina.
  • Reduce el deterioro cognitivo en adultos y mejora la memoria.
  • Ayuda con el autoestima, afecta a las hormonas de la felicidad aportándonos una sensación de bienestar.
  • Es bueno para el corazón.
  • Es rico en hierro y en magnesio.
  • Es bueno para la piel al ser rico en antioxidantes.
  • Reduce las hormonas del estrés.

Hay cantidad de beneficios que nos ofrece el chocolate tanto para el funcionamiento de la mente como el del cuerpo siempre y cuando se consuma de una manera moderada, es decir, una o dos onzas de media al día de cacao o chocolate puro.

De esta manera, no tendrás que renunciar a uno de los mejores sabores del mundo, ya sea por bajar de peso, para llevar una diete saludable o para mejorar la piel. Además te vamos a dejar algunas ideas para que disfrutes del chocolate sin sentirte mal por ello:

Fruta bañada en chocolate negro. Puedes bañar frutas no calóricas como por ejemplo las fresas o el kiwi en cacao puro o chocolate negro derretido, sin añadir azúcares ni mantequilla. Si le añades leche que sea desnatada.

Pancakes de avena y chocolate: Mezcla 3 tazas de avena, 1 huevo, ½ taza de chocolate amargo en polvo y 1 vaso de agua. Mézclalo bien y tendrás la masa para hacer los pancakes en la sartén. Puedes añadirles fruta por encima para darles más sabor.

 

Batido de chocolate frío: 4 cucharadas de chocolate puro en polvo, ½ taza de agua fría, 3 tazas de leche desnatada fría, y un toque de vainilla. Le puedes añadir edulcorante, pero no le añadas algo demasiado dulce, evita añadir azúcar. Ponle hielo picado y conseguirás un sabor muy refrescante para este verano.

¿Conoces más recetas saludables con chocolate? ¡Queremos saberlas!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *