Cardio: por qué es importante

Cardio: por qué es importante

Para cuidarse, la mayoría de las personas intentan seguir una alimentación saludable y un estilo de vida adecuado. Para ello, es fundamental realizar ejercicios de cardio algunos días a la semana.

¿Por qué es importante realizar ejercicios cardiovasculares?

Aunque realices prácticas deportivas, resulta necesario que no olvides los ejercicios cardiovasculares, ya que son los que hacen que trabaje el corazón. Esto quiere decir que si vas al gimnasio no solo debes preocuparte de desarrollar los músculos, también es conveniente que dediques un espacio del tiempo a realizar algunos ejercicios de cardio para ayudar a fortalecer algunos órganos.

Correr, subir y bajar escaleras, montar en bici, bailar o andar son de los ejercicios más populares. Los especialistas sugieren que es recomendable una actividad de estas características al menos durante 30 minutos unas tres veces por semana.

Estos ejercicios van a contribuir a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas o pulmonares y te ayudarán a mejorar la circulación sanguínea. Otro de los beneficios que vas a poder apreciar es que tu peso disminuirá.

Practicar ejercicio aeróbico es relevante también para cubrir un entrenamiento más completo. Gracias a estos ejercicios incrementarás la tasa de metabolismo del cuerpo y quemarás más calorías de una forma mucho más eficaz. Dicho de otra manera, son ideales para controlar tanto el exceso de grasa como el peso corporal.

El cuerpo se puede adaptar a diferentes actividades aumentando tanto el enfoque a nivel mental como la productividad a nivel físico. Si no estás todavía familiarizado con el ejercicio aeróbico, la primera recomendación es caminar media hora a diario.

Para que estos ejercicios sean productivos hay que poner un cierto nivel de intensidad, pero con precaución para no dañar el corazón. Por ello, debes conocer cuál es el umbral de tu cuerpo. Recurrir a equipos que monitorizan tu frecuencia cardíaca puede resultarte útil.

Ejemplos de ejercicio aeróbico que puedes practicar

Instaurar una rutina de ejercicio aeróbico es muy sencillo. Puedes realizar ejercicios que te agraden y, además, que no requieran escoger, sino que puedes combinarlos en una programación un poco más larga. Depende del tiempo que tengas y cuánto te guste practicar deporte.

Los siguientes ejercicios puedes realizarlos en un gimnasio guiados por un monitor o bien por tu propia cuenta.


Saltar a la cuerda

Lo más importante es que sea de una longitud adecuada para que no tengas que realizar esfuerzos innecesarios. Practicar este ejercicio requiere fuerza, resistencia, equilibrio y coordinación en los movimientos.

Esta actividad es perfecta para tonificar, marcar abdominales, bajar de peso y fortalecer los huesos. Recuerda siempre utilizar calzado adecuado y que con unos 15 minutos al día es suficiente.

Burpee

​Este es un ejercicio exigente en el que se pueden introducir diferentes variaciones en función de tus capacidades.

Para comenzar hazlo de pie. Agáchate apoyando las palmas de las manos en el suelo, después estira el cuerpo, flexiona los brazos, lleva las rodillas a la altura del pecho y levántate dando un salto. Repite este ejercicio al menos diez veces.

Salto con las rodillas hacia el pecho

Este ejercicio se explica por sí solo. Tan solo debes saber que es especialmente bueno para hacer ejercicio cardiovascular.

Puedes hacerlo de pie con las piernas separadas en la distancia de tus hombros. Realizas un salto y elevas las rodillas hasta tocar el pecho. Lleva a cabo 10 repeticiones lo más despacio y alto que puedas soportar. Luego descansa un minuto y repite la acción.

Bicicleta estática

Si no tienes o no te gusta salir con una bicicleta tradicional, la estática es una de las mejores alternativas para obtener una gran resistencia cardiovascular.

Este ejercicio también te ayudará a quemar calorías. Lo recomendable es que pedalees lo más rápido posible y alternes los momentos sentado en el asiento con momentos de pie.

Con este ejercicio trabajarás el tren inferior, mejorarás la capacidad pulmonar y fortalecerás tu corazón. Con media hora diaria ya percibirás la mejoría en tu resistencia.


Hiit

​Es la forma más rápida para mejorar tanto el sistema respiratorio como el circulatorio. Son ejercicios cortos y de alta intensidad intercalando algunos de baja intensidad.

Esta fórmula es de las que menos suelen gustar, pero los órganos trabajan duro y ayuda a quemar calorías.

Lo ideal es comenzar con un calentamiento previo de cinco minutos con carrera. Posteriormente vas a realizar ejercicios durante un minuto (sentadillas, saltar a la cuerda, caminar, correr rápido en el lugar o realizar saltos de tijera). Tras esto descansa un par de minutos y realiza otra serie.

Bailar

Es una de las actividades más populares en cualquier centro deportivo, sobre todo las de zumba, aunque también puedes encontrar otras modalidades como el ballet fit.
No precisa de una vestimenta específica y tan solo necesitas una buena coordinación, música y un espacio apropiado.

Como ves, practicar ejercicio de cardio puede ser tan divertido como saludable. Ven a visitarnos y te orientaremos sobre las actividades que mejor se adapten a tus características.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *