Deporte en la playa

Deporte en la playa

La llegada del verano puede significar cierta relajación a la hora de hacer ejercicio a causa de las vacaciones, pero eso jamás debe ser una excusa para que dejes de entrenar porque el verano presenta grandes posibilidades de ejercitarte al aire libre y aprovechar la diversión que te ofrecen la playa y el mar. En la playa se puede disfrutar de muchas actividades deportivas que te resultarán muy divertidas y con las que podrás seguir manteniéndote en forma:

Surf

Tal vez deberías decidirte a probarlo, apuntarte a unas cuantas clases y echarte al agua. También debes tener en cuenta que es un deporte muy exigente y que debes usar un neopreno adecuado. Surcar las olas es una experiencia indescriptible que con el tiempo acabarás dominando.

Tal vez prefieras practicar algunas de las variedades que ofrece el surf, como el kitesurf o el paddle surf. El kitesurf es un deporte muy divertido en el que usarás una cometa para que te ayude a desplazarte sobre tu tabla y hacer giros y equilibrios en el aire y sobre el agua.

El paddle surf es más tranquilo pero no por ello menos exigente. Solo necesitas tabla para navegar sobre ella ayudándote de un remo. Es un deporte muy divertido que puede practicar todo el mundo.

Hinchables

En muchas playas colocan castillos hinchables con trampolines y toboganes que son toda una diversión y que aunque en un principio no te lo parezca, acabarás cansado a no más poder después de un no parar de jugar.

Bicis de mar

Son un clásico de todas las playas en verano, y seguro que alguna vez las has probado. Es una forma excelente de navegar un buen rato mientras le das a los pedales. En casi todas las playas las alquilan.

Volar cometas

Es algo muy divertido y que parece muy sencillo a primeras, pero que en realidad necesitarás estar en buena forma física para poder controlarlo. Las cometas de hoy en día son obras de ingeniería con las que podrás hacer genialidades con un poco de viento.

Hacer snorkel

Una forma estupenda de nadar y divertirse observando el fondo marino. Coge unas gafas de buceo y un snorkel y sumérgete para nadar hasta que te canses.

Canoa y Kayak

Un kayak, una canoa o una piragua son de esas actividades que te proporcionarán grandes momentos de diversión y con las que podrás llegar a lugares increíbles solo remando.

Vóley playa y fútbol playa

Dos clásicos de toda playa en verano. No hay nada como un buen partido de vóley o de fútbol sobre la arena. Son deportes muy divertidos y con los que sudarás de lo lindo. Solo hace falta una pelota y el partido puede comenzar.

Caminar

Una caminata por la arena o por la orilla de la playa sintiendo el mar a tus pies es una magnífica forma de hacer ejercicio casi sin darte cuenta.

Convierte la playa en tu gimnasio

Otra opción para tus vacaciones es la de convertir la playa en tu gimnasio personal y hacer allí mismo muchas actividades y entrenamientos para trabajar tu cuerpo. Aquí tienes varias rutinas que puedes practicar en tu playa favorita:

Haz cardio. Prepárate una rutina de cardio con saltos, movimientos compuestos y ejercicios que hagan elevar tu frecuencia cardíaca y puedas trabajar los músculos de tu cuerpo. Haz 10 repeticiones con 8 ejercicios distintos sin descansar.

Haz abdominales. Con 8 series de 20 segundos por serie y 10 segundos de descanso entre series puedes tener tu propia rutina para trabajar a fondo tus abdominales. Es un ejercicio muy exigente, por lo que no te pases: con dos veces por semana es suficiente.

Haz piernas. Prepara tu rutina para trabajar las piernas con sprints o carreras en distancias cortas y a una velocidad muy alta. Con algo tan sencillo estarás ejercitando el tren inferior, por lo que tus piernas, glúteos y sistema cardiorrespiratorio se verán muy beneficiados.

Consejos a recordar

Recuerda que estás en verano y que no te encuentras en un lugar cerrado donde las condiciones climáticas están controladas, por lo que debes tener en cuenta algunas cosas:

– La hidratación siempre es fundamental, pero bajo el sol del verano y en condiciones de tanto calor tu cuerpo suda más y pierde líquidos a mayor ritmo, por lo que deberás beber más.

Usa protectores solares antes de empezar a entrenar y después sigue aplicándotelo al menos cada hora mientras sigas estando bajo el sol.

Sé cuidadoso al andar o correr sobre la arena, y es mejor que uses algún calzado. Sé precavido y evita posibles lesiones y cortes con objetos que pudieran haber bajo la arena.

Cuando hagas ejercicios en el mismo lugar, disfruta del placer de sentir la arena bajo tus pies descalzos, pero ten cuidado con el calor que desprende la arena o podrías quemarte.

Que el verano no sea un freno para que sigas haciendo ejercicio. Como ves, las opciones son muchas para que puedas entrenar mientras te diviertes. No te lo pienses y ponte en movimiento: ¡La playa te espera!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *