Cómo evitar el vientre hinchado

Cómo evitar el vientre hinchado

Seguramente en más de una ocasión te hayas preguntado por qué tienes el vientre hinchado, y hoy vas a descubrir cómo combatirlo. Lo cierto es que existen diversos factores para tener inflamación abdominal. Muchas personas se despiertan por la mañana con el vientre plano, pero cuando llega la noche tienen la molesta sensación de tener un globo.

¿Cuáles son las causas de la distensión abdominal?

Las causas más habituales son el estreñimiento, la grasa, la retención de líquidos, los gases, la anorexia, la ansiedad, el tabaquismo, las úlceras pépticas, la retención de líquidos, comer excesivamente o el síndrome premenstrual. En ocasiones, la inflamación abdominal se acompaña de eructos, dificultad para respirar, dolor en la espalda o calambres. Los médicos apuntan a la sarcopenia como motivo principal. Es decir, al deterioro de la musculatura abdominal.

¿Cuáles son las consecuencias de esta distensión?

Cuando se reduce la cantidad de masa magra se acumula grasa de forma inmediata. Tener una faja abdominal adecuada es importante no solo para que se acumule menos grasa en esa zona, sino porque si la faja abdominal es firme favorecerá la expulsión de gases y la presión que realizan sobre los intestinos. Es decir, se favorece el tránsito intestinal.

Un embarazo, coger algunos kilos, el sedentarismo o simplemente cargar peso de forma inadecuada puede provocar que se separen los músculos rectos del abdomen. Cuando una persona es sedentaria, el cuerpo interpreta que no necesita la musculatura abdominal y si está abierta se favorece la acumulación de grasa.

Los rectos abdominales van de las costillas al pubis y viceversa, unidos por la línea alba. El que estos músculos estén separados suele asociarse a malas digestiones o gases. A veces la hinchazón puede derivarse de otros trastornos relacionados con el aparato digestivo, como por ejemplo padecer síndrome de colon irritable o algunas intolerancias alimentarias, alergias o mala absorción de sustancias como la fructosa o la lactosa.

Si tienes alterada la flora microbiana tienes más opciones de padecer distensión, ya que al ingerir hidratos de carbono o fibras se aumenta la cantidad de gases que se producen. Para evitarlo, en este caso se pueden tomar probióticos.

¿Es posible revertir un abdomen distendido?

La verdad es que si se combina una dieta adecuada con ejercicios específicos, es posible reducir centímetros y reducir la hinchazón abdominal. 

Se pueden practicar pesas y mientras se realizan los ejercicios contraer el vientre, análogamente a realizar un hipopresivo, llevando la musculatura hacia dentro y arriba. Para ganar masa muscular, es conveniente realizar estos ejercicios lentamente.

¿Cómo reducir un vientre hinchado?

Siguiendo unas sencillas pautas y realizando deporte evitaremos la acumulación de gases y esa hinchazón.

  1. Evitar bebidas gaseosas: Estas bebidas no son digestivas y hacen que el cuerpo esté más hinchado. Es mejor tomar té, zumos de frutas naturales o agua, ya que te hidratan sin aportarte gas. En numerosas ocasiones esta es la única razón de no tener el vientre plano.
  2. Un plan detox puede ayudarte a conseguir tus objetivos
  3. Comer despacio: Si se come rápidamente se ralentiza la digestión y los alimentos se fermentan en el estómago, produciendo mayor cantidad de gases.
  4. Evitar alimentos fritos o grasas: Los alimentos fritos y las grasas saturadas son indigestas. De nuevo, se ralentiza la digestión y se producen gases que dan la sensación de globo o inflamación abdominal.
  5. Tomar fibra: La fibra se debe consumir en su justa medida ya que tanto su exceso como su ausencia son perjudiciales. Si se consume demasiada fibra fermenta en el estómago y se producen gases, pero si no se consume la suficiente el tránsito intestinal será muy deficiente. Si no se expulsan los desechos, se producirán gases que, de nuevo, hincharán el cuerpo.
  6. Realizar ejercicio: El ejercicio además de mantenerte activo promueve la movilidad intestinal y ayuda a eliminar los gases del organismo. Aquí puedes saber más acerca de cómo realizar el entrenamiento.
  7. Una infusión de manzanilla y menta después de las comidas favorece la digestión y evita la molesta acumulación de gases.
  8. Algunos de los alimentos, además de los ya mencionados, que debes evitar para prevenir la distensión abdominal son las coles, quesos, frijoles, tomates o salchichas.
  9. Hemos dicho que no comas deprisa, pero también es importante comer a menudo pero en cantidades pequeñas, no utilizar pajitas para beber, no comer chicle, no hablar mientras comes y masticar muy bien los alimentos.
  10. Aunque pueda parecerte una tontería es necesario expulsar el gas. En casa o incluso en el trabajo puedes encontrar un sitio donde eliminarlo. Así evitarás cólicos, calambres y una mayor hinchazón.
  11. El plátano es un alimento idóneo para reducir los gases y la hinchazón estomacal. Puedes consumir té de limón, manzanilla, menta, anís o semillas de hinojo tras las comidas. El jengibre también se puede utilizar rallado en las comidas o añadirlo a zumos, licuados e infusiones.

¡Estos son algunos de los mejores consejos sobre qué comer o qué evitar para no tener el vientre hinchado y disfrutar de una vida más saludable!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *