Relájate con tu perro, ¡practica doga!

Relájate con tu perro, ¡practica doga!

El yoga es una actividad relajante, positiva y sobre todo, sana. Tanto en Asia como en Estados Unidos y cada vez más en Europa, estas iniciativas son muy bien acogidas. Tanto que todos los beneficios que puedes obtener al practicar esta actividad puedes trasladarlos a tus mascotas.

Una gran prueba de ello son los eventos que se han realizado en España con Purina. A estas clases de yoga canino se le denomina doga. Si no sabías cómo practicar deporte con tu mascota
ahora ya no tienes excusa: Practica el doga.

¿Qué es el doga?

Esta variación del yoga está diseñada para que puedas practicar esta disciplina de relajación acompañado de tus mascotas. Además del relax, también aporta otros beneficios para tus mascotas como el permitir una mayor conexión entre el animal y tú mismo.

Desde 2011 se viene desarrollando esta actividad en Estados Unidos. Todo empezó en Florida y, aunque no estuvo exento de polémica en sus inicios, hoy en día se practica en todo el mundo. Los perros se benefician del ejercicio y la relajación que consiguen mediante una serie de movimientos adaptados para ellos y que han de realizar con la ayuda de sus dueños.

El nombre, como ya habrás podido intuir, proviene de la combinación de las palabras Dog (perro en inglés) y el nombre de la propia disciplina, Yoga.

Esta idea nació de la observación, cuando una yogui comprobó que al practicar Yoga con su perro delante se relajaba con más facilidad. En ese momento decidió llevarle a clases de yoga y que participase de forma activa en las diferentes posturas y ejercicios.

Los ejercicios se combinan con otros en los que debe existir contacto con el perro. Se acompañan las clases con una suave música que relaje el ambiente y genere tranquilidad y paz. Algunas de las posturas practicadas son las mismas Asanas del yoga conocidas por todos y otras están adaptadas.

¿Pueden practicar doga todas las razas de perro?

El doga puede practicarlo cualquier tipo de perro. Como observación, ha de tenerse en cuenta que en función del tamaño de tu mascota podrá realizar unas posturas u otras. Si es muy grande es posible que sea complejo llevar a cabo determinadas Asanas.

¿Cómo transcurre una clase de doga?

Lo habitual es dividir la clase en cuatro partes, aunque dependiendo del centro donde se imparta la clase puede variar.

– En primer lugar se realizan estiramientos suaves y masajes para calentar tu cuerpo y el de tu mascota.

– Después se realizan diferentes técnicas de respiración y puesta en marcha de las posturas de yoga.

– Seguidamente se realizan estiramientos para evitar posibles lesiones, agujetas y contracturas.

– Por último se trabaja la relajación. Tanto tú como tu mascota os estiráis y disfrutáis de la tranquilidad.
Beneficios de practicar doga

Ya se ha apuntado que el beneficio de practicar yoga con tu mascota mejora vuestra conexión, es relajante y reduce el estés de tu perro. Por otro lado existe una gran tranquilidad derivada de la práctica de esta disciplina al conseguir sincronizar tu respiración con la de la mascota. Veamos algunas otras ventajas:

– Mejora la flexibilidad y la circulación.

– Tonifica los músculos del perro.

– Se mejora la educación básica del perro y se refuerza el vínculo.

– Fomenta la concentración de ambos.

Algunos dueños han asegurado que el estado anímico del perro y su nivel energético mejora al practicar doga, ya que le ayuda a canalizar sus emociones.

Tanto tu mascota como tú necesitáis practicar ejercicio físico, pero también es muy importante saber relajaros para que el estrés al que estáis sometidos diariamente no se convierta en algo crónico o negativo. Gran parte de los problemas de los perros se derivan de ese estrés. Por ejemplo, problemas de agresividad, ansiedad por separación, hiperactividad, conducta destructiva y un largo etcétera.

El yoga es una actividad que precisa de concentraciónporque no desarrolla ejercicios extenuantes, sino que cada uno va evolucionando en función de su nivel propio. Es una combinación de tonificación y estiramiento de tus músculos gracias al ejercicio físico. Les confiere una mayor elasticidad y regula tanto la respiración como la concentración que te hace estar en contacto con tu mascota.

Cuando aprecias que tu perro necesita relajarse y aprender a calmarse esta es una actividad perfecta, y cada vez puedes encontrar más sitios que ofrecen este servicio para deleite de las mascotas y sus dueños.

Por tanto, si eres un amante de los perros y no has probado nunca el yoga aunque te haya atraído, o bien eres todo un yogui, estás de enhorabuena. Ya puedes combinar el tiempo que le dedicas a tu mascota con una actividad que representa grandes beneficios para ti y que, además, también representa grandes beneficios para ella. 

La versión canina del yoga ha llegado para quedarse y se llama doga. ¡Si todavía no la has practicado no esperes más y cuéntanos tu experiencia!

One Response

  1. Nosotros lo practicamos y nos sirve un montón para relajarnos. Además ahora estamos más unidas y cada vez que saco la colchoneta se ponen muy contentas ya que sabe lo que viene.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *