TRX: cinco consejos para sacarle todo el partido

TRX: cinco consejos para sacarle todo el partido

En pocos años hemos asistido a muchos cambios en nuestra forma de entrenar. Cambios que han ido orientados a una mayor libertad y a poder realizar nuestros entrenamientos en cualquier lugar y en cualquier situación.

Si nos vamos a los extremos, en este sentido, nos encontraremos con deportes urbanos 

como el Parkour. Pero no hace falta irse tan lejos. Nuestros parques y calles están llenos de gente corriendo, haciendo estiramientos y entrenando con los más diversos métodos y disciplinas. Es en este entorno y situación donde la aplicación del TRX se desenvuelve presentando toda su funcionalidad.

Qué es el TRX

Básicamente es un elemento auxiliar para entrenarnos físicamente. En definitiva, un aparato que te sirve para poder realizar toda una gama de ejercicios perfectamente estudiados para, aprovechando el peso de tu propio cuerpo, poder fortalecer aquellas partes de él que más te interesen.

Su gran ventaja es que se trata de un elemento tan sencillo que lo puedes llevar contigo a cualquier parte y utilizarlo en cualquier lugar. Consiste en dos simples correas ajustables, de gran resistencia, que se pueden anclar a cualquier punto fijo y rematadas por dos asas.

Un poco de historia sobre el TRX

El TRX es un invento de un soldado americano perteneciente a las unidades de élite de lo que hoy conocemos por Navy SEAL. Viendo que sus circunstancias de trabajo no le permitían mantener un entrenamiento físico con aparatos, decidió convertir parte de un arnés de paracaídas en su compañero de ejercicios.

En un breve espacio de tiempo, entre él y sus compañeros de unidad desarrollaron una serie de tablas perfectamente estudiadas para el fortalecimiento funcional de todas las partes del cuerpo. Pero, además, consiguieron un sistema que no solo cubre los aspectos de fuerza, sino que trabaja sobre el equilibrio, la flexibilidad y la estabilidad del tronco.

Desde que Randy Hetrick, inventor del TRX, crease Fitness Anywhere en el año 2005 para su difusión técnica y comercialización, la introducción ha ido en alza por su simplicidad y funcionalidad.

Pronto pasó de ser un sistema de entrenamiento militar a salir de los cuarteles y extenderse en el mundo de los profesionales del deporte en todas las disciplinas. De allí, el paso a los gimnasios que enseñan las técnicas y ejercicios fue cosa hecha. Desarrollando tablas de entrenamiento orientadas que luego puedes realizar en el propio gimnasio, en tu casa o en tus entrenamientos al aire libre.

Cómo se entrena con el TRX

El fundamento del TRX es utilizar el propio peso corporal como el factor de carga para el ejercicio. De esta forma, es tu propio peso el que tienes que soportar o movilizar y el que propone las resistencias.

Esto se consigue mediante un único punto de apoyo corporal, pies o manos normalmente, un punto de anclaje de las dos bandas o correas y el resto del cuerpo en suspensión. Con el único apoyo en las asas que mantienen en tensión las correas.

Qué tipos de ejercicio puedes realizar con el TRX

Puedes realizar todo tipo de ejercicios de flexibilidad, equilibrio y fuerza. Trabajar abdominales o glúteos, bíceps y tren superior o inferior en ejercicios de musculación, sentadillas, realizar tablas de ejercicios quemagrasas y utilizar diferentes sistemas de entrenamiento, incluidos cardiovascular y los entrenamientos por intervalos o HIIT.

Una de las grandes ventajas de este sistema de entrenamiento es que no requiere un nivel previo en el estado de forma físico ni en el hábito de la realización de ejercicios. El sistema se adapta de forma natural a cada grado de preparación. Solo con modificar la posición del cuerpo, su grado de inclinación, una situación más próxima o más lejana al punto de anclaje o los ángulos de rotación, estaremos cambiando el nivel de esfuerzo requerido.

Aprender las técnicas y ejercicios

Parece algo maravilloso, y realmente lo es. Sin embargo, como todo, su utilización correcta y conocer todos los ejercicios y las características técnicas es fundamental. Su uso sin conocimiento puede, por el contrario, llevarnos a algún tipo de lesión.

Pronto empezó a introducirse por parte de los profesionales. Primero en los entrenamientos personales, ya que se trataba de un sistema perfecto para las características de un entrenamiento sin medios, ubicación específica o al aire libre. Posteriormente en los gimnasios, donde se dan entrenamientos y clases colectivas en las que se enseña su correcta utilización.

Principales consejos para el entrenamiento con TRX

1. Aprende bien las técnicas y ejercicios.

2. Ve dosificando tu nivel de esfuerzo adecuadamente.

3. El equilibrio es muy importante. Antes de aventurarte solo, practica mucho con la supervisión de alguien. De otra forma podrías lesionarte.

4. Disfruta utilizándolo al aire libre.

5. Adquiere un aparato de calidad contrastada. No olvides que es el sistema de correas y fijación el que ha de soportar tu peso.

Anímate a ponerte en forma y salir de la rutina. El TRX es un sistema de entrenamiento perfecto para cualquier nivel de deportista, fácil de aprender a utilizar y aplicar si se cuenta con una buena orientación y adaptable a múltiples sistemas y programas de entrenamiento.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *