Las siete claves que te ayudarán a triunfar poniéndote en forma

Las siete claves que te ayudarán a triunfar poniéndote en forma

Estar en forma y llevar una vida sana es el deseo de muchas personas alrededor de todo el mundo. Sin embargo, no todas consiguen llegar a sus metas. En la mayoría de las ocasiones, las personas claudican antes casi de haber comenzado a alcanzar sus objetivos. ¿Por qué ocurre esto?

Las personas tenemos una zona de confort que suele ejercer bastante presión sobre nosotros para procurar no hacer nada nuevo. Por eso, como lo sabemos, queremos ayudarte a que esto no te ocurra. Veamos las 7 claves que debes tener en cuenta si quieres estar en forma y superarte a ti mismo sin desfallecer por el camino.

1. Establece un objetivo físico a corto plazo

Si lo que quieres es sentirte motivado mientras haces ejercicio, marcarte un objetivo a corto plazo te ayudará mucho en la tarea. Este objetivo tiene que ser a corto plazo porque, generalmente, el ser humano es algo impaciente. Seguro que te sientes más motivado si alcanzas un primer objetivo en las primeras semanas de entrenamiento, que si tienes que esperar meses.

Por eso, si estás comenzando a entrenarte y quieres tomártelo enserio para superarte y alcanzar metas, comienza por ponerte una meta relativamente pequeña, que puedas alcanzar en un plazo muy corto.

2. Márcate otras metas secuenciales

No se trata de que te pongas una meta a corto plazo y listo. Si no, una vez que la hayas alcanzado, sentirás ganas de parar. Debes establecer un camino a seguir, con diferentes metas que, poco a poco, aumentan en dificultad.

Establecerte metas de forma secuencial te ayudará a estar motivado durante todo el tiempo, y no decaer en esos momentos en los que, falsamente, parece que alcanzaste la cima.

3. Acude a un gimnasio de calidad

Desde luego, estas dos claves que acabamos de nombrar son mucho más fáciles cuando acudes a un gimnasio de calidad. Cada día abren más gimnasios y cada vez hay más oferta de diferentes centros. Sin embargo, debes encontrar un buen gimnasio que te ayude en el establecimiento de metas.

Cuando acudes a un centro de calidad, los entrenadores que se encuentran en él, te ayudan a conseguir tus objetivos de la mejor forma posible. Ellos te asesorarán para que puedas establecerte metas realistas, alcanzables y que te mantengan con una motivación alta.

4. Comprométete de forma constante

No es lo mismo hacer ejercicio de vez en cuando que marcarse metas para alcanzar un objetivo físico. Por eso, la dedicación que le darás al gimnasio en el segundo caso debe ser superior. No se trata de que estés todo el día haciendo ejercicios en el centro, sino que seas constante.

Si, por ejemplo, para alcanzar tus objetivos sabes que debes acudir a entrenar tres veces por semana, sé constante con ese compromiso. No busques alternativas que te hagan querer dejarlo para otro día. Si es en este momento algo importante para ti, debes darle la importancia que merece y ser constante.

5. Sé paciente

Del mismo modo que la constancia es un elemento fundamental cuando hablamos de alcanzar metas, la paciencia también lo es. A veces las cosas no ocurren exactamente como te gustaría. Es posible que te marques una meta a tres meses y te des cuenta de que no la has logrado.

Sin embargo, en vez de prestar atención al punto de no haber conseguido la meta, pon tu atención en los logros que has conseguido en los últimos tres meses. Y ten paciencia, porque si tu meta era realista y alcanzable, aunque tardes un poco más, la terminarás logrando si sigues siendo constante.

6. Gana a tus sentimientos

¿Cuántas veces has dejado de ir a entrenar porque no te sentías bien? Quizá tenías un mal día y decidiste que era mejor dejar el entrenamiento para otro día. Esto es muy común, pero la realidad es que no te ayuda en absoluto.

Si te sientes mal un día, pero estás comprometido con tus objetivos y quieres alcanzarlos pase lo que pase, deberás dejar esos sentimientos a un lado. La cuestión es no dejar que te influyan en la toma de decisiones.

7. Recompénsate cuando lo merezcas

Si has alcanzado un objetivo, ¿qué hay de malo en hacerte un regalo? Si te has pasado un tiempo esforzándote por alcanzar una meta y por fin la tienes en tus manos, sal a comer, vete a la playa, cómete una pizza… permítete un capricho.

Está demostrado que, cuando las personas se ponen regalos por conseguir sus metas, estos regalos hacen que se motiven mucho más a alcanzarlas. Por eso, en tu hoja de ruta puedes añadir algunos caprichos con los que mimarte una vez que alcances esos objetivos.

Seguro que siguiendo estas 7 claves que te hemos facilitado te resultará más fácil comenzar a entrenar teniendo claros tus objetivos, y alcanzándolos. ¡Toma la decisión de llevar una vida sana, alimentarte mejor e ir al gimnasio!

One Response

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *