Step: coreografías y secretos para obtener el máximo rendimiento

Step: coreografías y secretos para obtener el máximo rendimiento

El step es uno de los elementos imprescindibles dentro del conjunto de los ejercicios aerobicos de los que tantas veces te hemos hablado ya a través de nuestro blog.

Su simplicidad le confiere una gran facilidad de aprendizaje y es asequible a cualquier condición física. Por otro lado, y aunque existen sofisticadas máquinas de step, el hecho de que tan solo necesites una sencilla plataforma favorece que puedas desarrollar los ejercicios en casi cualquier lugar. 

Si a todo esto le unimos la dinámica y diversión que nos proporcionan la música y el baile tenemos un conjunto de ejercicios altamente efectivos y motivadores con los que disfrutar entrenando.

La intensidad variable es clave en el step

Una de las claves principales del éxito de los ejercicios de step radica en la posibilidad de graduar la intensidad de los ejercicios. Esta modulación posibilita que cualquier persona pueda practicar estos ejercicios con independencia de cuál sea su forma física inicial. En este sentido, para el deportista más avanzado la evolución de su rendimiento es personal, circunstancia facilita el planteamiento de retos y objetivos.

La intensidad viene determinada por dos aspectos:

– La altura de la plataforma.

– Las coreografías.

La altura de las plataformas en el step


Simplemente variando la altura de la plataforma que utilizas vas a multiplicar el esfuerzo y, en consecuencia, la intensidad de tus ejercicios. Existen tres niveles de plataforma comúnmente utilizados:

– Plataformas de nivel 1. Son plataformas de 10 cm de altura, adecuadas para los que se inician en el step o para aquellos que no tienen todavía una forma física adecuada.

– Plataformas de nivel 2. Son las indicadas para las personas ya experimentadas en el step o para las que se inician partiendo ya de una buena forma física por estar habituadas a ejercicios como el aeróbic o la zumba. Su altura es de 15 cm.

 Plataformas de nivel 3. Utilizadas por los más experimentados, estas plataformas de 20 cm te permiten llegar a los grados de intensidad más elevados y exigentes. Son las idóneas para entrenamientos de alta intensidad de tipo HIIT.

Las coreografías

Son el siguiente elemento que te sirve para regular la intensidad desde el primer día. Consisten en ligar una serie de ejercicios o pasos sobre el step de una forma coordinada y unidos a través de la música.

De esta forma, por un lado, la dificultad de la cadena de ejercicios va a variar en función de las distintas repeticiones de cada paso, la forma y frecuencia en que se suceden unos a otros. Por otro lado, imprimes diferentes ritmos a través de la música elegida que se trasladan directamente a una mayor o menor intensidad en el entrenamiento.

Cuáles son las principales coreografías que se utilizan en el step

El step está íntimamente ligado al aeróbic. Bien podríamos decir que parte de ser un ejercicio más de esta modalidad deportiva. No obstante, sus cualidades como elemento pronto le confieren un protagonismo muy elevado en muchas de las coreografías que se realizan para el aeróbic. 

De esta forma, el step pasa a tener una entidad propia y se convierte en una disciplina enfocada a un trabajo más específico y eficaz de los ejercicios de fuerza entre los entrenamientos aeróbicos.

Qué música es la que se utiliza en las coreografías de step

Es evidente que si bien en el aeróbic podemos emplear hasta un vals o música clásica, en una modalidad como el step en la que la intensidad es un objetivo a perseguir, las bases musicales obedecen a ritmos que la favorecen.

De este modo, las marchas, por ejemplo, pueden ser un excelente ritmo de calentamiento. Si las utilizas con un paso definido como «caminar en el sitio» empleando la elevación progresiva de las rodillas al ritmo de la música te servirán de estiramiento y conducirás un mayor flujo sanguíneo a los músculos.

Pero, también se pueden utilizar como transición en los entrenamientos de alta intensidad por intervalos como ejercicio de reposo activo entre cada serie de fuerza.

Para iniciarse en coreografías con pasos más variados se utilizan el mambo y el chachachá. Con estos ritmos combinamos pasos de desplazamiento en el sitio con los pasos a contratiempo que nos van a proporcionar un juego muy completo.

En ejercicios más avanzados se introducen los pasos cruzados a cuatro tiempos denominados grapevine

Ventajas de las coreografías en los ejercicios de Step

La utilización de coreografías en el step potenciará tu concentración. A su vez, resulta mucho más fácil asimilar, retener y memorizar las series de ejercicios al encadenarlos en una especie de baile que asociamos con la música.

También hacen que tu entrenamiento sea mucho más ameno y dinámico. Incluso, te permite ser creativo variando las bases musicales y los tempos en una misma secuencia de pasos o realizando configuraciones de ejercicios propias.

En definitiva, desde nuestros centros de Duet Fit  y Duet Sports  te animamos a probar el step. Comienza ya a divertirte con un entrenamiento exigente.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *