Body pump: claves para practicarlo con seguridad

Body pump: claves para practicarlo con seguridad

El body pump es una de las formas más completas de entrenarte. Esto se debe a que combina perfectamente dos cosas muy importantes en el entrenamiento: los trabajos aeróbicos y la musculación. Con esta actividad, te resultará muy sencillo tonificar los músculos y quemar calorías al mismo tiempo.

Sin embargo, para que este ejercicio tenga buenos resultados en tu cuerpo, es necesario que lo practiques de forma segura. A continuación, veremos algunos consejos que puedes seguir si vas a comenzar en esta actividad, para realizarla de forma segura.

Consejos para empezar en body pump con seguridad

Es importante que tengas en cuenta estos consejos a la hora de comenzar en tus sesiones de body pump. Sin duda, se trata de un ejercicio muy divertido y que puede aportarte grandes beneficios. Con estos consejos podrás sacarle el máximo partido y realizarlo de forma segura.

Calienta y estira antes

Para realizar de forma segura cualquier actividad física, es importante calentar. En el caso del body pump, es fundamental que calientes los grupos musculares que vas a trabajar durante la sesión. De esa manera, podrás evitar posibles lesiones.

Por otro lado, estirar también es muy importante. Por eso, te recomendamos que lo hagas al terminar la actividad, para evitar agujetas y dolores en los músculos.

Descansos programados

Cuando comienzas a hacer body pump, es posible que te entusiasmes y quieras realizar esta actividad prácticamente a diario. Sin embargo, si quieres obtener buenos resultados y no fatigar los músculos, es necesario que dejes un espacio entre cada sesión.

Si te encuentras comenzando en esta actividad, realizarla dos veces por semana será suficiente para obtener los beneficios deseados. En el futuro, cuando tengas la suficiente forma física como para soportarlo sin desfallecer, podrás aumentar a tres veces por semana.

Peso adecuado

Cuando realizas body pump, utilizas pesos para el entrenamiento. Recuerda que debes ir subiendo este peso poco a poco. Para que te hagas una idea de cuál es el peso adecuado para ti, puedes utilizar el siguiente truco: debe ser un peso que te permita llegar hasta el final de las repeticiones, pero con la sensación de que no podrías hacer ni una repetición más.

Si notas que te cuestan demasiado las primeras repeticiones, es mejor que disminuyas el peso. De esta forma, podrás ir aumentándolo paulatinamente, tomando en cuenta tu estado físico, y no forzarás los músculos con un peso que no son capaces de mantener.


Aprende los ejercicios

Puede que lleves mucho tiempo realizando musculación o que acabes de empezar y no sepas ni cómo se coge una mancuerna. En cualquiera de los dos casos, será necesario que aprendas los ejercicios y los movimientos que se realizan en body pump.

Es importante que conozcas bien la técnica de cada ejercicio para que puedas realizarlo de la manera adecuada. Así, evitarás lesiones y otros problemas que puedan surgir por realizar el ejercicio de forma inapropiada.

Hidrátate

Durante las sesiones de body pump, realizas un gran esfuerzo ya que no solamente levantas pesas, sino que haces ejercicios aeróbicos al mismo tiempo. Por eso, mantenerte hidratado es muy importante.

Busca ayuda del entrenador

Cuando vas al gimnasio a realizar esta actividad, un entrenador te puede ayudar. Es posible que necesites ayuda con cualquiera de los ejercicios, para saber cómo realizarlos de la forma correcta. También, puede que tengas dudas con el peso que debes elegir para no forzarte demasiado pero tener resultados. 

Si tienes este tipo de dudas, así como cuántas veces a la semana puedes realizar esta actividad según tu estado físico, cuenta con la ayuda del entrenador. Él está a tu disposición para ayudarte a llevar la clase de la mejor forma posible. Además, te puede ayudar a evitar lesionesy otros problemas al saber cómo realizar los ejercicios correctamente. 

Body pump: tu primera clase

El body pump es una actividad divertida y amena, en la que puedes trabajar de forma eficaz los grandes grupos musculares de tu cuerpo. Si vas a ir a tu primera clase, quizás te preguntes cómo será.

En las sesiones de body pump, realizarás los ejercicios trabajando de forma separada cada uno de los grupos musculares. Por ejemplo, si estás trabajando las piernas, los brazos estarán descansando. Por esto, te resultará muy amena la clase, ya que te resultará más complicado agotarte.

Por otro lado, la música también cumple una función fundamental en esta actividad. Te ayudará a concentrarte mejor en los ejercicios y, a la vez, a que la clase resulte más divertida.

Por eso, si nunca has ido a una clase de body pump y te lo estás pensando, nuestra recomendación es que no te lo pienses más. Comienza a realizar este magnífico ejercicio que te ayudara a sentirte mejor con tu cuerpo y tu salud. Acude a tu gimnasio de confianza y pregunta por esta actividad para comenzar a realizarla cuanto antes. 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *