Cómo ganar elasticidad en el gimnasio

Cómo ganar elasticidad en el gimnasio

La elasticidad corporal es una de las grandes olvidadas cuando realizamos nuestras rutinas de entrenamiento en el gimnasio. Disponer de una buena elasticidad te va a ayudar a aumentar tu rango de movimiento en cualquier tipo de actividad física y te ayudará a mantener tu organismo mucho más joven. ¡De ahí su importancia!

¿Qué es la elasticidad muscular?

La elasticidad muscular es la capacidad que tienen tus músculos de destensarse y recuperar su tamaño original después de realizar una contracción.

Este proceso depende en gran medida del tamaño inicial de las fibras musculares, ya que a mayor longitud, más extenso es el movimiento de distensión y contracción. Esta mayor elasticidad muscular no la puedes entrenar con actividades de esfuerzo ni con pesas, la conseguirás gracias a estiramientos de las fibras musculares en tus ejercicios de calentamiento o en determinadas prácticas deportivas que comentaremos más adelante.

¿Por qué es importante tener elasticidad muscular y articular?

Básicamente, una buena elasticidad permite que tu cuerpo sea capaz de hacer distintos ejercicios y movimientos que de otra manera serías incapaz de hacer o te resultaría muy costoso. Por eso habrás oído es más de una ocasión lo importante que es estirar antes de practicar cualquier actividad deportiva.

Pero no solo antes, también es muy recomendable realizar algunos ejercicios de estiramientosuaves después de ejercitar tus músculos. Al entrenarlos sufren pequeñas roturas que pueden acarrearte cierta tensión y con la elongación puedes recuperar esta flexibilidad perdida durante la rutina de entrenamiento.

Otra razón para mejorar tu elasticidad es a la hora de prevenir lesiones. Muchas de las lesiones que sufrimos (tendinitis, esguinces…) tienen como principal detonante la rigidez muscular. Mantener una buena flexibilidad evitará en gran medida su aparición y será muy positivo para tu salud.

Y no nos olvidemos que es indispensable para mantenernos llenos de vitalidad. Si tenemos unos músculos flexibles ayudaremos a que se mantengan jóvenes, capaces de realizar movimientos complejos y más eficientes a la hora de entrenar.

Pautas generales para incrementar la elasticidad

Independientemente de tu estado físico o del deporte que practiques, estas recomendaciones generales te ayudarán a mejorar tu elasticidad. Aplícalas y verás como los resultados hablan por si solos.

Calienta adecuadamente

Un buen calentamiento es el punto de partida para lograr un cuerpo más elástico. Cada clase, entrenamiento o sesión con máquinas degimnasio
debe iniciarse con un tiempo destinado a efectuar una serie de ejercicios constantes y suaves dirigidos a calentar los músculos.

Ten en cuenta que para sentir sus efectos es necesario que cada estiramiento lo realices entre 15 y 30 segundos, repitiendo cada serie de tres a cinco veces. De lo contrario, no te beneficiarás de sus efectos.

Realiza estiramientos de elasticidad periódicamente

Como ya te hemos comentado, la flexibilidad te ayuda a sentirte mejor, con más energía. Entonces, ¿por qué no ejercitarla a diario? Procura siempre que puedas realizar estos ejercicios. 

Come bien

Como en cualquier aspecto de mejora de nuestro estado físico, una dieta equilibrada debe ser siempre un pilar fundamental. Incluir alimentos como el salmón y la sardina (ricos en omega 3) te ayudarán a mejorar la flexibilidad de tus articulaciones y músculos.

Actividades para mejorar la flexibilidad

Entre las diferentes actividades que nos ayudan a mejorar en elasticidad estas son las que se consideran las más efectivas.

Pilates

La consciencia del propio cuerpo y el control de la respiración hacen del pilates una actividad idónea para incrementar tu elasticidad ya que se realizan distintos movimientos que favorecen la elongación muscular.

Yoga

El yoga dispone de una gran variedad de posturas corporales y movimientos que hacen de esta disciplina una excelente elección para adaptar tu entrenamiento a tu forma física y lograr la elasticidad que necesitas.

Body balance

Las coreografías de esta actividad mezclan movimientos y posturas de yoga, taichi y pilates. El body balance es una alternativa muy a tener en cuenta para conseguir ser más flexible.

Ejercicios que te ayudarán a tener mayor flexibilidad


Con estos tres ejercicios básicos vamos a tratar las partes del cuerpo que más sufren la rigidez muscular y que nos ayudarán a mejorar nuestra elasticidad de forma considerable si los practicamos a diario.

Ejercicio para la espalda

Estira completamente tus piernas con los pies juntos y trata de alcanzar los pies con tus manos. Aguanta en esa posición durante 20 segundos y realízalo diariamente para ganar elasticidad. También resulta muy beneficioso para las piernas.

Ejercicio para la cintura

Colócate en una posición recta y al mismo tiempo curvada. A continuación estira tus brazos y mueve tu cintura de izquierda a derecha repetidas veces. 

Ejercicio para las piernas

Estira tus piernas hasta detrás de tus glúteos y aguanta en esta posición durante 20 segundos. Ve cambiando alternativamente de pierna durante dos o tres repeticiones.

Mejorar tu elasticidad mejora tu rendimiento deportivo

En definitiva, disponer de una buena elasticidad muscular resulta muy beneficioso para nuestro cuerpo y nos ayuda a mejorar nuestro rendimiento físico. No olvides incorporar dentro de tu plan de entrenamiento ejercicios para ganar flexibilidad y verás como obtendrás mejores resultados.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *