¿Sabes de qué va la electrofitness?

¿Sabes de qué va la electrofitness?

Casi todo el mundo a estas alturas del siglo XXI conoce lo que es la electroestimulación. De una forma u otra, bien sea porque te la hayan aplicado en algún proceso de rehabilitación, o bien por haber adquirido alguna clase de aparato doméstico destinado a este fin, es muy probable que ya hayas probado algunos de sus efectos.

Sin embargo, y aún fundamentándose en los mismos principios, no tiene mucho más que ver con el electrofitness, en que se estimula el músculo eléctricamente simulando una estimulación nerviosa.

Desde Duet Fit y Duet Sportsqueremos aclararte los conceptos y métodos de este tipo de entrenamiento que hasta hace poco tiempo estaba reservado a los deportistas de élite y de alto rendimiento y que, afortunadamente, se ha podido ir incorporando a los gimnasios y poniendo al alcance de todo el mundo, gracias a los avances tecnológicos y a la reducción de los costos de los medios necesarios para llevar a cabo estos entrenamientos.

Qué diferencia el electrofitness de la electroestimulación

Mientras que la electroestimulación es principalmente pasiva, apenas se establece una necesidad de actividad del sujeto, el electrofitness es un completo entrenamiento activo.

Comparen una misma idea tecnológica y unos determinados medios, como son las máquinas de electroestimulación de mayor o menor calidad y con un número también mayor o menor de programas, pero en el electrofitness están específicamente orientadas al entrenamiento deportivo de alto nivel y a hacer los entrenamientos HIIT o por intervalos mucho más efectivos.

Podemos decir que el electrofitness es un sistema de entrenamiento que utiliza la electroestimulación como medio principal de apoyo a su sistema, con el fin de conseguir un trabajo de los músculos de mayor profundidad y graduable. 

Confundir ambos es como confundir la rehabilitación con la electroestimulación. Una cosa son los aparatos y los medios y otra muy diferente la técnica y el método.

Un entrenamiento guiado y orientado

El electrofitness ha de ser siempre dirigido y orientado por entrenadores especializados. No en vano se trata de reforzar la actividad muscular en mayor o menor profundidad empleando impulsos eléctricos que han de esta perfectamente medidos y aplicados en los puntos concretos que requiere cada ejercicio.

Es imprescindible tener unos conocimientos de anatomía deportiva, de preparación física y de cómo manejar y nivelar perfectamente las máquinas y los diferentes programas que vas a emplear para tu entrenamiento.

Utilizar este tipo de estimulación sin esta orientación, más allá de lo que podría ser un masaje relajante, puede ser muy contraproducente ya que se llega a trabajar los músculos con una gran intensidad y a unos niveles de profundidad elevados.



Los equipos profesionales y los de uso personal

Con la electroestimulación conseguimos, a través de impulsos eléctricos, simular las órdenes del sistema nervioso a los músculos, favoreciendo o provocando su contracción y su extensión.

Pero en un entrenamiento de cualquier tipo, aún trabajando diferentes grupos musculares con ejercicios específicos, todos los músculos trabajan de una forma combinada y uniforme.

Es evidente que para conseguir esto no basta con cuatro u ocho electrodos, que es lo que suelen facilitar los equipos de uso doméstico o personal, sino de muchos más puntos de estimulación.

Los equipos profesionales utilizan auténticos trajes que son capaces de activar todas las zonas corporales que deben intervenir en un ejercicio en su justa graduación. Pero para ello, además, deben incorporar programas mucho más sofisticados y niveles de personalización perfectamente adaptables a cada persona, nivel y tipo de entrenamiento.

En qué consiste el electrofitness

El electrofitness consiste en entrenamientos por series o intervalos que permiten un desarrollo mucho más potente y rápido al facilitar un esfuerzo muy superior de los músculos sin el proporcional esfuerzo personal.

En definitiva, mediante los impulsos eléctricos medidos y programados se consigue hacer que los músculos trabajen ese punto por encima que se pide en cada sesión de entrenamiento. Punto al que te resulta más difícil, física y psicológicamente, llegar sin esa ayuda adicional.

De esta forma se traslada gran parte de la carga de trabajo del entrenamiento de la persona al equipo, favoreciendo el alcanzar las metas propuestas y evitando el desaliento del esfuerzo excesivo, pero sin eliminar la necesaria actividad y rutina de trabajo.

Podríamos resumirlo bastante bien si te decimos que vas a sudar menos y respirar mejor, pero haciendo casi el doble de trabajo del que harías en un entrenamiento convencional.

Cómo se desarrolla el plan de entrenamiento

Como cualquier entrenamiento HIIT ha de ser progresivo y se debe partir del objetivo de conseguir un estado de forma mínima que nos permita pasar a niveles de mayor intensidad. No por el hecho de que no te cueste tanto esfuerzo debes olvidar que tus músculos sí están trabajando.

El plan que se establezca puede tener todo tipo de metas y objetivos. Se pueden realizar ejercicios genéricos y entrenamientos específicos de grupos musculares, pero siempre ha de ser programado y dirigido por especialistas.

Como entrenamiento de esfuerzo de alta intensidad es necesario que se periodifique, no pudiendo ser realizado a diario, sino en días alternos y un máximo de tres o cuatro veces por semana.

Pruébalo y podrás ver su eficacia y resultados saludables.

One Response

  1. Me parece una gran explicación clara y sencilla pero lamento disentir en cuanto a lo comentado respecto a la electroestimulación que en ningún caso es pasiva. Como fisioterapeuta una de las principales diferencias en ambas técnicas de aplicación sería que la electroestimulación se realiza en músculos diana para aumentar el reclutamiento de fibras, es una técnica destinada a la ganancia de fuerza muscular y desde luego no es pasiva sino que el paciente o sujeto de entrenamiento debe generar y mantener una contracción muscular previa y dirigida.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *