Combina la pasta con buenos ejercicios

Combina la pasta con buenos ejercicios

La pasta es un alimento imprescindible para los deportistas que cuidan su dieta. Tanto si eres un atleta de élite como un aficionado que desea cuidar sus hábitos saludables, la pasta debe formar parte de tu dieta.

En este artículo vamos a explicarte por qué, cuáles son sus principales virtudes y cómo aprovechar al máximo ese tándem magnífico que ambos forman. ¿Seguimos adelante?

Por qué la pasta es buena para los deportistas

La pasta contiene una enorme cantidad de hidratos de carbono que, como bien sabes, proporcionan un gran aporte energético al organismo y permiten mejorar el rendimiento al ejercitarse en cualquier centro deportivo.

Ahora bien, resulta fundamental decidir con acierto cuándo consumir la pasta. Lo mejor es tomarla antes de hacer ejercicio con el fin de que su ingesta se convierta en la fuente de la energía que iremos requiriendo. Así tendremos más recursos físicos y quemaremos más calorías durante la activación física.

Lo cierto es que la pasta, en sí misma, no engorda siempre y cuando nos ejercitemos después para convertirla en energía. Pero, claro, las salsas adicionales que a veces les ponemos las carga el diablo… y pueden aplastar las básculas. ¡Te puedes llevar alguna sorpresa después de la ducha si has abusado de ellas!

Energía rápida

Ya lo hemos dicho: la pasta es una fuente rápida de energía. La harina de trigo incluye carbohidratos que nos activan al máximo y nada de grasa.

Fácil digestión

Este aspecto también es muy importante. ¿Te imaginas ponerte a hacer una sesión top de abdominales después de haber desayunado fabas con cocido? Absolutamente inadmisible, está claro. Pero la pasta se digiere fácilmente, por lo que nos hace sentir bien y con más brío. Si has comido en exceso te hace sentir lleno, pero nunca hinchado ni con gases. La glucosa en sangre aumenta en paralelo a tu motivación y tu estado de ánimo energético. Y cuando llegue el momento de competir, estarás en plena forma.


Combustible para el organismo

Existen otras fuentes de carbohidratos, pero ninguna va también como la pasta. ¡Incluso ayuda a ganar masa muscular! Si le pones unas gotitas de aceite de oliva a tus recetas, tus articulaciones funcionarán mejor y su movilidad aumentará positivamente.

Degustación de salud

Tu cuerpo nota en seguida que se trata de un alimento saludable. Antes, incluso después de una activación muy intensa, templa el organismo y le confiere ese bienestar que lo mantiene en perfectas condiciones.

Versatilidad y buen gusto

Algo tiene la pasta que gusta a todo el mundo. Es, además, muy versátil: lo mismo se puede incluir en ensaladas que con carne, verduras u otras guarniciones. Eso sí, no te excedas en los aliños y sus acompañantes. Una salsa de nata, por ejemplo, puede echar por tierra la buena alimentación que estás llevando.

Un par de buenos mix pasta-deporte

¿Tienes claro que perder grasa y perder peso no es lo mismo? Si tu objetivo principal es eliminar esas acumulaciones de grasa que tanto te molestan, los ejercicios aeróbicos como correr, ir en bici o nadar no son los idóneos.

Comer pasta es un punto de partida importante. Y, a continuación, te sugerimos realizar una de estas dos modalidades de entrenamiento:

1. EMOM (every minute on the minute). Es decir, cada minuto en un minuto. ¿En qué consiste? En condensar cada actividad física en un único minuto y realizarla a gran velocidad… para que nos quede tiempo de descanso. Es decir, si tenemos que hacer 10 sentadillas, las haremos a full (mejor en 35 segundos que en 45) y descansaremos el tiempo restante hasta terminar el minuto (o sea, 25 o 15 segundos, según haya sido el caso). Se trata de un tipo de entrenamiento muy popular en crossfit… y altamente eficaz para perder grasa.

2. Supersets Tabata. Este protocolo se concentra en 4 minutos de alta intensidad. Consiste en alternar 20 segundos de máxima intensidad con descansos de 10 segundos. Repite el procedimiento 4 veces seguidas antes de descansar un minuto. El entrenamiento completo debe durar, al menos, media hora.

Los mejores platos de pasta para deportistas

No lo olvides: el problema no es la pasta, sino los ingredientes y condimentos con los que la acompañes. Por eso es importante preparar recetas sanas y apropiadas para deportistas.

Entre ellas figuran, por supuesto, las ensaladas de pasta. Alíñalas con aceite de oliva y con un chorrito de vinagre de Módena o limón. Puedes añadirles atún o sardinas, lechuga o endivias, un poco de tomate natural y, si te gusta, algo de fruta, que puede ser fresa, manzana, aguacate, kiwi o piña.

¿Has probado la pasta con gazpacho? ¡Es una combinación ganadora! Si te encanta el sabor de estas sopas frías, pero notas que le falta consistencia al plato, échale unas espirales o unas caracolas de pasta y tendrás lo que buscabas.

Los canelones con pollo y verduras y los macarrones revueltos con espinacas son otras posibilidades altamente recomendables.

A tu gusto… pero no lo dudes: la pasta y el deporte casan bien. ¡Mejora tu rendimiento con este alimento que te encanta!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *