¿Con regularidad quemas mejor las grasas?

¿Con regularidad quemas mejor las grasas?

La práctica del ejercicio es necesaria para que puedas perder peso, pero no se trata solo del cuánto sino, sobre todo, del cuándo. En función de cuándo practiques ejercicio, puedes perder más o menos peso o, en el peor de los casos, mantenerlo. Te lo explicaremos mejor para que el proceso sea más saludable. 

¿Cuándo conviene que hagas ejercicio?


Se han hecho experimentos científicos para determinar en qué momentos era mejor hacer ejercicio para no ganar peso. El más importante fue el de Medicine & Science in Sports & Exercise centrado en mujeres, aunque también se ha hecho otro en hombres, concretamente en Bélgica y en 2010. Lo ideal es que sea ejercicio regular y variado y los centros de fitness son buenas opciones.

La conclusión es que hacer ejercicio por la mañana, en ayunas, activa el metabolismo y tiene dos consecuencias positivas que has de tener en cuenta. La primera es que, si haces dieta, esta es la manera de que la pérdida de peso sea mayor que si eliges otro momento del día. En segundo lugar, piensa que en caso de que no hagas dieta, esta es la mejor manera de mantenerse en forma.

En consecuencia, saber elegir cuándo hacer ejercicio influirá en tu salud corporal, así que es recomendable que tengas en cuenta este aspecto. A la larga, notarás la diferencia de adquirir el hábito.

¿Qué procesos se activan cuando practicamos ejercicio por la mañana?

La primera ventaja de que hagas deporte por la mañana es que tus niveles de insulina se mantendrán en perfecto estado, incluso en el supuesto de que no haya dietas de por medio. Es sabido que mantener los niveles de azúcar en perfectas condiciones es fundamental para no tener problemas de salud en el futuro. 

En segundo lugar, se activa el metabolismo más fácilmente y esto te permitirá quemar calorías con mayor rapidez. Aunque es cierto que puede costar más adquirir el hábito de madrugar y hacer ejercicio en ayunas, no es menos cierto que, una vez que lo consigas, será más fácil perder peso.

¿Hay diferencias entre hombres y mujeres?

Aunque la práctica de los ejercicios matutinos es saludable para ambos sexos, sí se puede dar una circunstancia de que haya diferencias por hormonas. Por ejemplo, el hecho de que los hombres generan más testosterona por la tarde y que, por ese motivo, hay a quien le puede venir mejor practicar deporte en ese momento de la jornada. Ahora bien, los beneficios que hemos indicado del deporte matutino siguen estando ahí.

Si eres hombre y tu finalidad no es perder peso sino optimizar al máximo tu rendimiento, lo mejor es que hagas ejercicio por la tarde. No en vano, se ha demostrado que la franja horaria de mayor rendimiento es entre las 2 y las 6 de la tarde. Este es el momento en el que tenemos el balance de energía perfecto que nos permite conseguir más, de manera que para la práctica de esfuerzos profesionales es recomendable saberlo.


La frecuencia ideal para hacer ejercicio

Este es un punto en el que la mayoría de las personas tienden a confundirse, porque no se ejercitan el tiempo suficiente o no lo hacen con la frecuencia debida. La actividad física es un hábito que hay que adquirir y, en consecuencia, no ha de extrañar que al principio se originen resistencias.

El primer aspecto a considerar es que una actividad física continuada, para quemar grasas, no debería ser de menos de una hora. Este es el mínimo que tienes que considerar para que, efectivamente, se active el metabolismo y se rebaje peso. La realidad es que, a medio plazo, resultará mucho más fácil alcanzar tu peso ideal si eres capaz de mantener una cierta autodisciplina. 

En segundo lugar, recuerda que, para ser efectiva, la práctica de los ejercicios ha de ser regular. Por lo tanto, si se trata de ir al gimnasio, la frecuencia ideal es que nunca sean menos de tres días a la semana y, como máximo, cinco. Hay personas que creen, erróneamente, que con ir al gimnasio dos veces por semana es suficiente y es un error; en el mejor de los casos, mantendrán su estado basal.

En cualquier caso, es bueno que sepas que la práctica ha de ser regular para conseguir tus objetivos y, además, con la frecuencia necesaria. También has de recordar que no es lo mismo hacer un esfuerzo aeróbico que uno anaeróbico, así que la intensidad también aporta su grano de arena. 

La práctica del ejercicio con regularidad es condición sine qua non para perder peso y mejorar el tono muscular, pero también es bueno que sepas en qué momentos del día te cundirá más. Por otra parte, te conviene saber que entre hombres y mujeres puede haber alguna diferencia por las hormonas. Toda esta información será útil para que consigas el objetivo de mantener tu salud en perfectas condiciones. Ponla en práctica y, seguro, notarás la diferencia. 


Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *