¿Cuándo empiezas realmente a quemar grasas?

¿Cuándo empiezas realmente a quemar grasas?

Las personas que hacen ejercicio tienen un interés especial en saber a partir de qué momento se empiezan a quemar grasas. Aunque esta situación varía en función de cada caso, sí te podemos proporcionar algunas pautas para que optimices tus esfuerzos y disfrutes de la práctica.

¿Cuál es el punto para empezar a quemar grasas?

Un mito recurrente en el mundo del ejercicio es que caminando un rato todos los días se pierde peso, y no es cierto. Si bien caminar es una de las formas de mantenerte en forma, el tiempo, tu peso y el ritmo que lleves influyen, y mucho, a la hora de perder grasa.

Por ejemplo, si quieres perder peso caminando todos los días, piensa que puedes perder medio kilo a la semana si caminas una media de 8 kilómetros al día. Perderías 3.500 calorías por semana, lo que supondría una pérdida que, a priori, no se va a compensar con la comida. Esto supone, en la práctica, caminar hora y media diaria, con variaciones en función de tu ritmo inicial.

Otro aspecto importante es el ritmo que aplicas a la caminata. No debería ser un ritmo de paseo, sino más bien de trote y de una cierta punta de velocidad. El resultado final es que conseguirás quemar calorías al ritmo que deseas.

Con caminar media hora no perdemos peso

Por lo tanto, no podemos decir que con media hora al día puedas perder peso, porque esta realidad puede generar una frustración que hay que evitar. De hecho, lo que sucede es que solo perderías 1500 calorías por semana, que compensarías con lo que comes. La alternativa sería rebajar mucho las dosis de comida, así que no te interesará esta posibilidad.

La idea que subyace es simple: el ejercicio, para que realmente sea efectivo, ha de ser constante y tener una dedicación mínima cada día. De lo contrario, no es más que un mantenimiento del estado basal, y a veces ni eso. También es conveniente que hagas un control de los alimentos que ingieres para que no haya ningún tipo de problema.

¿Cómo puedo optimizar mis esfuerzos?

Es importante tener claro cuál es tu objetivo final. No en vano, hay personas que quieren desarrollar volumen muscular y otras, simplemente, desean perder unos kilos de más. Es bueno que tengas en cuenta los aspectos que te ayudan a aprovechar lo mejor posible tus esfuerzos y aveces has de practicar en un centro:

1. Dónde centras tus esfuerzos

Si lo que quieres es desarrollar tus músculos, lo mejor es hacer un ejercicio localizado en una determinada zona como el levantamiento de peso o los abdominales. En cambio, si lo único que quieres es quemar grasas, te recomendamos que te decantes por las caminatas porque son una buena opción para quien no tiene experiencia. Un gimnasio es una buena opción.

Saber dónde centrar tus esfuerzos es fundamental para que no haya ningún tipo de problema. La realidad es que, con ejercicio en cada momento, será mucho más sencillo lograr tus objetivos.

2. Frecuencia

La frecuencia es un aspecto imprescindible si quieres que te rinda el ejercicio que haces. Por ejemplo, si optas por el gimnasio deberías practicar ejercicio entre 3 y 5 días por semana un mínimo de una hora. En el caso de que te decantes por caminar, deberías practicar ejercicio todos los días. Es ideal que seas honesto contigo mismo si no quieres tener ningún tipo de problema físico que puede redundar en otros aspectos.

Hay que recordar que algunas personas hacen ejercicio por una mera cuestión de mantenimiento, pero otras tienen el objetivo de perder peso. La diferencia es central y, por supuesto, la vas a notar en función de cómo te quieras administrar.

3. Características personales

Tus características personales influyen, y mucho, en la manera que tienes de practicar ejercicio para reducir tu peso corporal y mejorar el tono muscular. En el caso de que tengas algún tipo de limitación o tengas mucho sobrepreso, lo mejor es que camines, porque puedes modular el esfuerzo para que no tengas ningún tipo de problemas.

Ahora bien, lo ideal es que a medio plazo puedas decantarte por hacer ejercicio combinado con máquinas de gimnasio, porque la mejora es integral. Hay varios centros de fitness que te pueden ayudar a mejorar tu salud física.

Conclusión

El ejercicio es positivo para todo tipo de cuestiones y tanto para hombres como para mujeres, pero es conveniente que sepas cuál es la frecuencia ideal y las maneras óptimas de practicarlo. La práctica durante pocos minutos al día no compensa y no tiene el efecto de quemar calorías, así que le has de dedicar más tiempo. No en vano has de tener en cuenta que estos aspectos servirán para que mejores en salud, porque emplearás tu tiempo de la mejor manera.

One Response

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *