Receta de tortitas de avena y plátano para desayunar energía

Receta de tortitas de avena y plátano para desayunar energía

Tanto si eres amante de la cocina como si eres un poco torpe, pero te gusta comer de manera saludable para aprovechar tu día al máximo, te traemos la idea perfecta para comenzar las mañanas y afrontar la jornada con energía. Se trata de la riquísima receta de tortitas de avena y plátano. Este gran desayuno, no solo posee un delicioso sabor, sino que además aporta una gran cantidad de beneficios saludables a tu organismo.

En este artículo, te explicamos con todo lujo de detalles qué necesitas para preparar esta receta, cómo se realiza, las variantes que puede tener y con qué puedes acompañar las tortitas, así como las propiedades que aporta a tu cuerpo para que esté sano.

Cómo se hacen: paso a paso

Una de las grandes ventajas de esta receta es que obtienes un desayuno sano sin necesidad de utilizar muchos ingredientes. Concretamente, solo se necesitan cuatro o cinco productos (las cantidades están indicadas para 5 tortitas):

– 2 huevos grandes (batidos).

– 40 gramos de copos de avena molida o de salvado de avena.

– 1 plátano maduro de mediano tamaño (y varias rodajas para adornar, si quieres).

– 1/4 de cucharada de canela molida.

– Jarabe de arce, miel o agave (a tu gusto, opcional).

Si eres de esas personas que no tienen tiempo para prepararse algo que les aporte energía, con esta receta el problema lo tendrás solucionado, ya que no necesitas más de 10 minutos.

Para empezar, tienes que unificar todos los ingredientes para que formen una mezcla homogénea. Por tanto, verteremos en una batidora todos los ingredientes y los trituramos hasta que quede bien la mezcla. Si careces de batidora no pasa nada.

Primero, coge el plátano y cháfalo hasta que se haga un puré, al estar maduro y tierno será una tarea muy sencilla. Añade los huevos batidos, la avena y la canela molida y remueve hasta que la mezcla se vaya homogeneizando. Si vas añadiendo poco a poco los ingredientes no te supondrá ningún problema.

Este es el momento de calentar una sartén e ir vertiéndola la mezcla en su interior. No olvides que tiene que estar a fuego medio y añade un poco de aceite de oliva. Lo justo para que la masa no se pegue a la sartén.

Al verter la masa irás viendo que a los dos minutos le van saliendo pequeñas burbujitas, este será el momento de darle la vuelta a tu tortita y dejarla hacerse un minuto más. La notarás esponjosa y dorada, por lo que ya podrás retirarla al plato. Y así con la cantidad que tú quieras. ¡Voilá! Tu desayuno ya estará listo.

Variantes de la receta: alternativas y posibles acompañamientos

Para hacer de tu receta algo bonito y divertido, solo necesitas unos pequeños adornos: puedes añadir rodajas de plátano, frutas del bosque en los alrededores o, incluso, un poco de coco, todo ello acompañado del jarabe de arce, agave o miel. ¡El que más te guste!

Si buscas algo menos común y más exótico, puedes probar añadiéndole unas hojitas de menta para que le aporte ese aroma de frescor y esparcir una pizca de cacao y aceite de coco.

En cuanto a la preparación, una vez que tengas la masa bien mezclada puedes guardarla en la nevera durante unos 30 minutos. No es un paso obligatorio, pero si no tienes prisa pruébalo de esta forma porque mejora la textura de la masa.

Beneficios que te aporta este desayuno saludable

Prepárate, porque la cantidad de nutrientes que aporta a tu organismo es considerable. No tiene riesgo alguno para personas celíacas, ya que al estar hechas con avena carecen de gluten. Del mismo modo, es apta para aquellas que sufren intolerancias alimenticias o de distintas alergias, ya que tampoco contienen azúcar (dependiendo de lo que le quieras añadir como complemento) ni lactosa.

Están llenas de proteínas saludables que garantizan mantenerte en todo momento con energía. Además, son bajas en calorías, puesto que no contienen hidratos de carbono como las tortitas tradicionales. Para las personas que estén haciendo una dieta hiper proteica, sobre todo los deportistas, se pueden utilizar solo claras. Desayunar sano, te aportará beneficios hoy y en el día de mañana:

– La avena ayuda al tránsito intestinal y a que el aparato digestivo funcione mejor. Por otro lado, calma el estado de ansiedad, irritabilidad y depresión proporcionando un equilibrio a nuestro sistema nervioso. Y aún no hemos acabado, porque también ayuda a perder peso y a regular tus niveles de azúcar en sangre.

– El plátano aporta una gran cantidad de energía, destensa la musculatura y, en general, el sistema nervioso. Está lleno de carbohidratos, vitaminas A, C, B6 y ácido fólico. Los minerales como el magnesio y el potasio ayudan a reducir la hipertensión arterial.

Si el desayuno aún no es tu comida favorita del día, seguro que lo será una vez que pruebes esta receta de tortitas de avena y plátano. Al fin y al cabo, no olvides que el desayuno es la comida más importante del día proporcionándote la energía necesaria para que tu jornada esté cargada de optimismo y fuerza.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *