Razones para empezar a hacer Zumba

Razones para empezar a hacer Zumba

Hoy en día el deporte forma parte de nuestra vida, pero cada vez son más las personas que toman conciencia acerca de los beneficios de hacer deporte. Y concretamente cada vez más personas se han decantado por el ejercicio de zumba, dentro de las actividades dirigidas que tienen lugar en los centros deportivos y en las clases de gimnasio.

La zumba, un deporte con cada vez más adeptos

Y es por ello que también los gimnasios, en base a esta demanda, están realizando cada vez más ofertas de este tipo, tanto mensuales como anuales. Y es que esta modalidad deportiva se basa en el acondicionamiento físico en base a la cultura y los bailes latinos, algo que es posible gracias a la música de estos bailes y a los rápidos movimientos, necesarios por otra parte, para hacer que el cuerpo genere un movimiento rápido pero a la vez divertido y efectivo.

Y esto repercute en la mejora de la salud, pues con el tiempo comenzaremos a sentirnos mejor y aprovechar los beneficios que nos aporta el deporte, como la mejora del sueño y el aumento de la resistencia para aguantar mejor las clases y no sufrir tanto como en los primeros días.

De esta forma, la zumba pone en práctica una serie de coreografías que combinan los ritmos rápidos con los lentos para lograr una tonificación de los músculos del cuerpo. Con un enfoque similar al aeróbic, el acondicionamiento físico lleva a un gran beneficio para el sistema cardiovascular, así como ayuda con el tiempo a tonificar los músculos.

Y es que el diseño de las coreografías de Zumba están pensadas para cualquier nivel, ya sea para una persona en forma o para una que lleve tiempo sin hacer deporte. De esta forma, su metodología incluye pasos básicos y específicos según el tipo de grupo con el se esté trabajando. De hecho, la zumba no es solo para mujeres, sino que también está pensada para niños y personas de una edad más avanzada.

Por otro lado, la zumba hace que el entrenamiento sea tan entretenido como divertido pues no consiste en machacar tu cuerpo y sufrir haciendo deporte sino en ponerse en forma mediante bailes con los que el cuerpo perderá peso y ganará en salud con el paso de las sesiones.

¿Qué debemos tener en cuenta?

No obstante, antes de acudir por primera vez a una clase de zumba debemos asegurarnos que los distintos programas que se imparten están homologados y tienen las pertinentes licencias para enseñar esta modalidad deportiva. Es decir, que las coreografías sean originales y variadas para asegurarnos la diversión y la mejora de la salud, pero sabiendo también que vamos a tratar con profesionales cualificados.

Y es que la zumba se ha convertido en algo tan común que podrás encontrar muchos establecimientos donde la impartan, pero por ello debes saber qué gimnasio es el adecuado. Además, debes saber también que para practicar esta modalidad deportiva solo necesitas ropa cómoda para poder hacer los movimientos, unas zapatillas de deporte, una toalla para secarte tras la sesión y agua para refrescarte.

¿Por qué practicar Zumba?

Quemas calorías. Una hora de zumba puede hacer que pierdas hasta 800 calorías. Si lo comparamos con una hora de running, estarías perdiendo casi el doble con los movimientos acompañados de la música.

Trabajo de todos los grupos musculares. Esto es algo sumamente importante pues consigues mayor firmeza en el cuerpo y una pérdida del exceso de grasa corporal.

Clases variadas. Un gimnasio puede resultar aburrido para muchas personas, pero eso es diferente en las clases de Zumba, donde las diferentes coreografías y la alternancia de temas musicales harán que no haya hueco para el aburrimiento.

Adiós al estrés. El deporte ayuda a despejar la mente y, por tanto, la zumba también. Además, esto permitirá que estés más relajado y no notarás tanto el cansancio físico, el cual suele ir acompañado del mental.

Entrenamientos para todos. No importa la edad que tengas pues todos pueden acudir a las clases de Zumba y obtener sus beneficios, pero siempre dependiendo de tu actitud y disposición para mover el cuerpo al son de la música.

Entrenamientos rápidos. Cuando haces algo que te gusta, el tiempo pasa rápido. Pues lo mismo ocurre con las clases de Zumba pues normalmente las estás disfrutando. E igualmente esto repercute en un aumento de tu felicidad, el cual es generado por el mero hecho de hacer deporte.

Conoces a gente. Al ser clases dirigidas, el objetivo es una interacción de toda la clase, donde suelen surgir nuevas amistades, lo que también te motivará para seguir acudiendo en las próximas sesiones.

En definitiva, la zumba es una disciplina deportiva que te ayudará a estar bien contigo mismo, mediante actividades guiadas donde sabrás cómo funciona tu cuerpo gracias a los ejercicios realizados en las clases de gimnasio.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *