Reducir el estrés con el ejercicio

Reducir el estrés con el ejercicio

El estrés se ha convertido, en los últimos años, en uno de los mayores problemas que sufren muchas personas. La vida tan ajetreada que solemos llevar, unida a la presión por querer llegar a todo, puede hacer que, en un momento dado, el estrés se apodere de ti.

La realidad es que se trata de un enemigo muy peligroso, ya que de forma silenciosa puede hacer empeorar la salud sin que nos demos cuenta. Por eso es importante que conozcas diferentes formas de reducirlo.

En este post vamos a contarte cómo puedes reducir el estrés haciendo ejercicio físico en un buen gimnasio y cuáles son las ventajas de plantearte este cambio. Además, veremos cómo deben ser los ejercicios a los que te sometas para ayudarte eficazmente a reducir el estrés.

Reducir el estrés con ejercicios

A pesar de que un buen porcentaje de las personas que van al gimnasio buscan hacer ejercicios que ayudan a perder peso, ni mucho menos esta es la motivación de todo el mundo. De hecho, cada vez son más quienes lo hacen solo para eliminar el estrés de sus vidas. Veamos cómo puede ayudarte el deporte para evitar ese nerviosismo excesivo.

El deporte ayuda a liberar tensiones en el cuerpo, así como también a eliminar las preocupaciones. Por lo tanto, el ejercicio influye en el estrés por dos vías distintas. Veamos.

De forma psicológica

Cuando estás pasando por un momento en tu vida sumamente estresante, quizá no haya nada mejor que acudir al gimnasio. En las sesiones de ejercicio a las que te sometas te darás cuenta de cómo esta actividad consigue que te distraigas y de esa manera depures la mente.

Al estar concentrado en hacer ejercicios de forma correcta y en el esfuerzo que ello supone, te será mucho más fácil olvidar esos problemas que producen estrés. Por tanto, podemos asegurarte que el ejercicio ahuyentará las preocupaciones que atosigan tu mente.

De forma física

El estrés también repercute en el cuerpo, de forma física, lo que significa que el ejercicio puede tener sus ventajas también en este ámbito. Realizar actividad física de forma regular te ayudará a liberar endorfinas. Estas son hormonas sintetizadas en el cerebro, la hipófisis y otros tejidos que producen una gran sensación de bienestar, así como reducen la sensación de dolor en todo el cuerpo.

¿Qué deportes ayudan a paliar el estrés?

En general, prácticamente cualquier actividad física que realices puede ayudarte a liberar endorfinas y reducir el estrés. Sin embargo, hay algunas más beneficiosas en este sentido que otras.

Para poder distinguir cuáles son los ejercicios que más contribuyen a la reducción del estrés, has de fijarte en que cumplan tres requisitos básicos:

Regularidad. Para lograr eficacia en el objetivo de liberar el estrés debe ser algo que te obligue a ejercitarte de forma habitual. De esta forma conseguirás combatir la depresión y el malestar mental.

– La cantidad de veces que realices el ejercicio por semana también es crucial para que obtengas buenos resultados. Por ello, haz el ejercicio tantas veces como te indique tu entrenador, si lo tienes (algo que siempre es recomendable).

– La continuidad en la práctica del ejercicio te ayudará a mantener los resultados en el tiempo. Por lo tanto, no desistas en tu actividad, ya que cuanto más se prolongue en el tiempo, mayores serán sus beneficios.

¿Deporte por diversión o de competición?

Aunque el deporte puede resultar muy beneficioso para eliminar el estrés, sobre todo si se trata de disciplinas deportivas que puedas realizar al aire libre y en compañía, no siempre se da esta circunstancia. En concreto, si te vales del deporte como medio para liberar el estrés, es crucial que lo hagas porque te guste y te apetezca.

El deporte de competición es una buena forma de canalizar diversas energías, pero has de tener claro que no es un buen aliado si lo que pretendes es luchar contra el estrés. Los deportes practicados a nivel profesional aumentan el estrés emocional, físico y mental, por lo que no te los recomendamos si lo que buscas es vivir tranquilamente.

En resumen, nuestra recomendación se basa en que elijas una actividad que te resulte placentera y que realmente tengas interés en practicar. De esta forma te resultará mucho más fácil mantenerla a lo largo del tiempo, haciendo que se vuelva un hábito. No olvides que plantear el deporte al nivel de competición puede resultar contraproducente en relación con tus niveles de estrés.

Esperamos que estos consejos sobre la reducción del estrés mediante el ejercicio te ayuden a tener unos niveles de estrés saludables. Recuerda que el estrés puede ser una reacción del organismo muy beneficiosa desarrollada de forma puntual, pero mantenerlo en altos niveles durante dilatados periodos de tiempo puede ser muy perjudicial para la salud. ¡Comienza hoy mismo a liberar el entrenando y siéntete mejor!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *