Ejercicios hipopresivos: ¿sabes realmente de qué van?

Ejercicios hipopresivos: ¿sabes realmente de qué van?

Si eres una persona asidua al gimnasio, puede que ya hayas oído hablar de los abdominales hipopresivos, aunque aún no te hayas animado a hacerlos. Sin duda, están de moda. Y, además, ya tendrás algunas informaciones acerca de que no son como los abdominales tradicionales

¿Qué te aportan, por tanto, estos abdominales? ¿En qué consisten realmente? A continuación nos adentramos en el mundo de los abdominales hipopresivos. Quizás, cuando hayas acabado de leer este texto, ya tengas ganas de ponerte a entrenar con ellos y disfrutar de los beneficios que su realización te brinda. Presta atención a lo que te vamos a contar y entenderás por qué para mucha gente que se ha aficionado a ellos han empezado a ser una especie de lifestyle

Un ejercicio distinto al deporte del fitness

Llevar a cabo abdominales hipopresivos implica desarrollar unos movimientos diferentes a los propios del deporte del fitness. Movilizan menos partes del cuerpo y resultan más específicos de una zona concreta, por lo que revisten una mayor complejidad. 

El mismo origen de la palabra, proveniente del griego, nos indica que este tipo de abdominales son los que ejercen una presión en la zona baja del vientre. Precisamente nos referimos a una zona que en ocasiones no ha sido suficientemente trabajada mediante los abdominales tradicionales, por lo que estos ejercicios convencionales quedarían incompletos.

De hecho, son numerosas las personas que a menudo se quedan insatisfechas con los resultados que, en contraposición a su inversión de esfuerzo, alcanzan en la zona abdominal. La consecución de la popularmente conocida como tableta de chocolate se ha convertido en un objetivo que no todos los que se lo han propuesto han logrado. Han sido muchas las veces en las que se ha echado la culpa de esta frustración a una mala alimentación. Pero, ¿y si no se estaban realizando los ejercicios correctos?

Es entonces cuando entra en juego el análisis de la importancia que puede tener entrenar los abdominales hipopresivos. No dudes de que han de ser un buen complemento a los de toda la vida, caracterizados por doblar, en posición de tumbado y partiendo de la cintura, el tronco. 

¿Cuáles son las ventajas de entrenar los abdominales hipopresivos?

Llevar a cabo esta clase abdominales tiene también relación con el control de la respiración. Un dominio de tu diafragma que se asocia a técnicas de relajación que te aportan una gran calma. Ten en cuenta que, de manera similar a los ejercicios del mindfulness, podrás llevar a cabo estos abdominales desde la posición de sentado. 

No se trata de un ejercicio intensivo, pero te permitirá quemar calorías. Sobre todo, si lo llevas a cabo en sesiones de entre treinta y cuarenta minutos, que son las que empiezan a generar efectos visibles. Conseguirás una cierta pérdida de peso y sobre todo disminuir la circunferencia de tu cintura, lo que hará que esta se vea más fina y atractiva y bajes alguna talla de pantalón. 

Además, marcarás los músculos del área abdominal, que es una tendencia de belleza en pleno auge. En especial los de la zona baja, que son más difíciles de ejercitar. Eso sí, no te lances a hacer estas sesiones sin que te haya enseñado un especialista. No basta con haber visto unos vídeos en Internet, sino que tienes que aprender correctamente las técnicas oportunas. Por otra parte, no se trata de unos ejercicios que tengan contraindicaciones. Solo las personas hipertensas tienen que prescindir de su realización. 

Una de las ventajas más relevantes de estos abdominales es que reforzarás los músculos de la zona pélvica. Estos no suelen ser ejercitados en prácticamente ninguna acción cotidiana, por lo que adquirirán una mayor fuerza y elasticidad. Por consiguiente, recuperar el tono de esta zona vendrá muy bien, por ejemplo, a las mujeres que acaban de pasar por un parto. 

Asimismo, la ejercitación de la musculatura del área pélvica permitirá controlar las micciones, lo que reducirá los riesgos de incontinencia urinaria. Y, por último, la mayor movilidad que se adquirirá en esta zona permitirá disfrutar de unas relaciones sexuales más plenas

Lifestyle: ¿cómo hay que proceder a realizar estos abdominales?

A continuación te vamos a explicar, en el marco de la higiene postural, qué movimientos has de realizar para completar estos abdominales. Toma nota. Por orden:

– Autoelongación: consiste en que estires tu columna, pero no has de elevar la frente. Acuérdate de dejar el mentón hacia adentro. 

– Decoaptación del hombro: se trata de la contracción del músculo serrato mayor. Es el que se encuentra entre las nueve primeras costillas y la cara interna de la escápula.

– Anteposición del eje: se basa en, una vez realizadas las dos fases anteriores, llevar a cabo una apnea, que no es lo mismo que una aspiración diafragmática.

En definitiva, los abdominales hipopresivos son unos ejercicios que te vendrán bien para aprovechar el tiempo en el gimnasio. ¡Combínalos con otras pautas de vida saludable!

imagen

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *