Nadar proporciona beneficios a tu cuerpo y a tu mente

Nadar proporciona beneficios a tu cuerpo y a tu mente

Es sabido que uno de los deportes más completos que existen es la natación. Lo practiques en la piscina de un gimnasio o en la playa, este deporte aporta una buena cantidad de beneficios a tu cuerpo. Sin embargo, algo que no mucha gente conoce son los beneficios que aporta este deporte a la salud mental.

En este artículo te mostramos cuáles son las ventajas o beneficios que aporta la práctica de este ejercicio a nuestro cuerpo y a nuestra mente. ¿Nos acompañas?

Beneficios de la natación

Como ya hemos introducido, la natación es una excelente manera de entrenar tu cuerpo. Al hacerlo aumentas considerablemente tu resistencia, flexibilidad y fuerza. Además, se trata de un deporte que se puede practicar a cualquier edad y con cualquier estado físico. El riesgo de sufrir una lesión al entrenar es muy reducido y se pueden lograr grandes beneficios para el cuerpo a medio y largo plazo.

Pero los beneficios van más allá del estar fitness y de conseguir el famoso cuerpo de nadador. Entrenar con este deporte permite mejorar diferentes facetas mentales de tu cerebro al tiempo que construyes un mejor físico.

Beneficios físicos de la natación

Siempre hemos oído que la natación es un deporte muy completo, que permite trabajar casi todos los grupos musculares del cuerpo con un bajo riesgo de impacto sobre los huesos y las articulaciones, reduciendo enormemente la probabilidad de sufrir una lesión al practicarlo. Veamos cuáles son los principales beneficios físicos.

Más flexibilidad

Al nadar utilizamos dos tercios de los grupos musculares del cuerpo. Al realizar este ejercicio los músculos, sobre todo los de la espalda, se tonifican y fortalecen y las articulaciones se vuelven más flexibles y elásticas. Por estos motivos, se recomienda en especial nadar a las personas que sufren lumbalgias, hernias o problemas de caderas.

Quema grasas

En un entrenamiento adecuado, este ejercicio puede facilitar la quema de grasas del cuerpo. Con una intensidad media, podemos llegar a quemar hasta 600 calorías en solo una hora.

Mejora el sistema respiratorio y cardiovascular

Al realizar la natación favorecemos la consecución de una respiración más controlada y tranquila. Esto permite que podamos aumentar la capacidad pulmonar y mejorar el consumo de oxígeno en torno a un 10 %, lo que, a su vez, facilita la labor de irrigación del corazón, que se ve incrementada en un 18 %. Esto se traduce en una mejor circulación sanguínea y en una disminución de la frecuencia cardíaca.

Combate la diabetes o el colesterol

Al tratarse de un ejercicio aeróbico de una baja intensidad que se practica durante largos periodos de tiempo, hace posible reducir los niveles de colesterol en sangre, así como lograr una mayor sensibilidad a la insulina, disminuyendo los niveles de glucosa en sangre.

Beneficios mentales de la natación

Con la práctica de este deporte podrás lograr muchos beneficios a nivel mental, desde reparar las neuronas dañadas hasta mejorar tu memoria. Esto es debido, principalmente, a que al nadar activamos los dos hemisferios y los cuatro lóbulos cerebrales, mejorando así los enlaces neuronales, la cognición y la recepción de oxígeno en el cerebro. Toma nota de las principales ventajas de entrenar nadando.

Beneficios psicológicos

Cuando te sumerges en el agua para nadar y te concentras en la respiración tu cuerpo se relaja inmediatamente. De esta manera, se mitiga la sensación de estrés y se liberan endorfinas que potencian la actitud positiva permitiendo combatir los síntomas de la depresión.

Repara las neuronas dañadas

Diferentes estudios científicos han revelado desde hace algunos años los beneficios del deporte aeróbico para el cerebro. Se sabe que contribuye a reparar más rápidamente las neuronas dañadas y a mejorar las conexiones de los neurotransmisores, así como las funciones cerebrales.

Mejora la función cognitiva

Otro de los beneficios de practicar este deporte es la mejora del flujo de sangre en las arterias cerebrales. Esto produce una mayor claridad mental, un mejor enfoque y redunda en una mejora de tu estado de ánimo. A su vez, las neurotrofinas liberadas en el cerebro permiten controlar mejor el estrés, la ansiedad y tu estado de ánimo evitando o contrarrestando los síntomas de la depresión y de la tensión.

Mejora la memoria

La natación favorece la aparición de nuevas neuronas en la zona del hipocampo, lo que favorece la mejora de tu memoria. También reduce el daño neuronal causado por el estrés mediante la neurogénesis del hipocampo y la sustitución de las neuronas dañadas.

Mejora el aprendizaje

Al practicar la natación se estimulan las habilidades motoras y visuales. Estas son necesarias para el correcto aprendizaje. De acuerdo con diferentes investigaciones, las personas que practican habitualmente este deporte logran mejorar sus habilidades visuales-motoras y la coordinación.

Rehabilitación eficaz

Una de las mejores técnicas de rehabilitación para diferentes enfermedades es la natación. Se lleva utilizando comúnmente desde hace muchos años, y se ha comprobado la mejoría en pacientes con enfermedades cerebro-vasculares. Así mismo, al nadar la mejoría de estos pacientes es mucho más rápida y eficaz.

Como hemos analizado a lo largo de este artículo, son muchas las ventajas y beneficios que proporciona la práctica de este ejercicio, tanto para tu cuerpo como para tu mente. Por  tanto, no dejes pasar la oportunidad de practicarlo, ya sea en aguas abiertas o en la piscina de un gimnasio. Sin duda, mejorarás tu salud física y mental y prevendrás el envejecimiento precoz de los músculos y de la mente. ¿Cuándo empiezas?

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *