Alimentos: ¿qué es biológico, qué es ecológico y qué es orgánico?

Alimentos: ¿qué es biológico, qué es ecológico y qué es orgánico?

Hoy en día, existen dos tendencias claramente diferenciadas en el día a día de la mayoría de las personas: una de ellas es acudir al gimnasio, al menos, tres o cuatro veces a la semana para entrenar y mantenerse en forma y la otra, pasa por cuidar la alimentación.

En este artículo no nos vamos a centrar tanto en el fitness o en el deporte, sino en explicar las diferencias, si las hay, entre los alimentos biológicos, ecológicos y orgánicos. ¿Estás listo? Comenzamos.

¿Qué es un producto biológico?

Se denominan productos biológicos aquellos cuyos componentes no han sufrido ningún tipo de alteración o manipulación genética durante su proceso de producción. 

En algunos laboratorios, las verduras o frutas sufren este tipo de manipulación para mejorar su conservación, volumen o color. Por tanto, los productos que se denominan biológicos y que cuentan con dicho sello atesoran unas características concretas que se resumen en:

– Se sirven de un proceso de selección natural de las especies.

– Contribuyen a la preservación y al mantenimiento de la biodiversidad.

– Mejoran la diversidad genética al cerrar el ciclo reproductivo de las especies.

Existen varias empresas que cuentan con el sello biológico. Entre ellas, podemos destacar los chocolates bio artesanos Isabel que, además de poseer el sello biológico, emplean materias primas acordes al comercio justo.

¿Qué es un producto ecológico?

Los productos ecológicos son los que desarrollan sus etapas de crecimiento de forma natural y respetuosa con el medio ambiente. No se emplean para su producción elementos artificiales. Contar con el certificado de producto ecológico es garantía de que:

– Aprovechan y preservan al máximo los recursos naturales.

– Aplican una estricta normativa acerca del bienestar vegetal y animal.

– Utilizan recursos renovables integrados en sistemas locales.

– Se valen de buenas prácticas medioambientales.

Para que una verdura u hortaliza se considere ecológica, sus semillas y la tierra en la que ha sido cultivada deben serlo también. El agua que se utilice ha de estar descontaminada. No se utilizarán fertilizantes o pesticidas químicos y se deben aprovechar al máximo las condiciones naturales del clima y del suelo.

En cuanto a los animales, su cría debe llevarse a cabo en una zona libre de contaminación, además de alimentarlos con comida ecológica y no recurrir a antibióticos u hormonas de crecimiento.

Entre estos productos, merecen tu atención los de cosmética natural ecológica. Por ejemplo, los de Naturavia.

¿Los productos ecológicos pueden ser de invernadero?

La respuesta rápida es sí. De hecho, Almería es una de las zonas europeas más importantes de producción ecológica bajo plásticos.

¿Qué es un producto orgánico?

Cuando hablamos de productos orgánicos, nos referimos a que en su producción no se han utilizado pesticidas ni químicos artificiales. Son productos muy respetuosos con la salud, previniendo las situaciones de intolerancia o alergia a los químicos. 

Por otro lado, también son muy respetuosos con la naturaleza, ya que fomentan la preservación de los recursos naturales para las futuras generaciones. No obstante, esto no quiere decir que sean productos ‘bio’, porque sí que pueden estar elaborados con productos genéticamente modificados, como ocurre con las uvas de ciertos vinos.

Las características más sobresalientes del sello orgánico son:

– La rotación de cultivos contribuye a la regeneración natural de los terrenos.

– Mantienen e, incluso, aumentan la fertilidad del suelo.

– Contribuyen a mantener la pureza de los manantiales de agua subterránea.

– Previenen la pérdida de biodiversidad en el subsuelo y la erosión del campo.

Como ejemplo de uso, se pueden resaltar empresas de camisetas de algodón orgánico o las que producen vinagre de manzana.

Diferencias sobre los productos biológicos, orgánicos y ecológicos

Cualquier producto que pertenezca a alguno de estos tres grupos puede emplear en su etiquetado los términos biológico, orgánico o ecológico, junto con la entidad privada o pública que así lo certifique. Los productos ecológicos que se producen en Europa llevan un sello específico que muestra que se producen en los países miembros de la Unión Europea.

Según la legalidad vigente, se permite que los productos ecológicos incorporen como máximo un 5 % de ingredientes que procedan de OGM, es decir, de Organismos Modificados Genéticamente.

En cuanto al precio que pagamos los consumidores por adquirir productos con estos sellos, hay que decir que es superior al de los productos convencionales. Esto se debe a que el coste de producción de un producto con las características mencionadas es más elevado, su productividad es menor y la distribución es muy limitada. Todo ello motiva que su precio sea superior. Sin embargo, si hablamos de regulación, lo cierto es que la ley que ampara a los tres grupos es exactamente la misma. En la Unión Europea la regulación correspondiente es la 834/2007.

Es cierto que existen otros nombres a nivel europeo, pero como no están 100 % regulados, pueden resultar engañosos, como ocurre, por ejemplo, con el término natural, que se utiliza en multitud de productos.

Cualquier producto que se comercialice con este sello ha de pasar los procesos de certificación pertinentes. Por ejemplo, si tienes un amigo o familiar que tiene una huerta, puede tener tomates ecológicos, pero para poder venderlos como tales, debe someterse al proceso de certificación.

A su vez, cabe recordar que las denominaciones y las traducción pueden originar bastante confusión, porque estas se pueden considerar legalmente sinónimos de ecológico y utilizarse de forma indistinta. Por ejemplo, orgánico y bio es sinónimo de ecológico si se traduce mal del inglés ‘organic’.

En definitiva, estos tres nombres nos garantizan una compra responsable y son amigables con el medio ambiente. Por ello, comprando estos productos y acudiendo con regularidad al gimnasio mejorarás tu salud. ¡Compra productos ecológicos y contribuye al cuidado de tu salud y del medio ambiente!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *