Lifestyle: los errores que impiden que desarrolles un cuerpo fitness

Lifestyle: los errores que impiden que desarrolles un cuerpo fitness

Si quieres disfrutar de un cuerpo fitness gracias a tus entrenamientos en el gimnasio, has de saber que la improvisación no es una opción.

Por eso, vale la pena que leas con atención los consejos que te aportan los especialistas para trabajar los músculos y esculpir una figura esbelta. A continuación te los mostramos. Presta atención.

Hacer deporte no es suficiente

Hemos señalado en muchas ocasiones que una dieta completa y equilibrada (con una compensada presencia de todos los micro y macronutrientes) es, junto a la realización moderada de ejercicio físico, la base de una vida saludable.

Y, efectivamente, mediante estos buenos hábitos lograrás disfrutar de una vida sana, pero conviene recordar que no son suficientes para moldear un cuerpo fitness. Por ejemplo, una persona que padecía obesidad tiene relativamente fácil perder los primeros kilos cuando empiece a realizar un poco de ejercicio con regularidad y a comer la dieta que le recomiende un nutricionista. Sin embargo, una vez conseguidos esos éxitos iniciales, le costará adelgazar hasta dejar de estar fofo

Por ello, es posible que quienes se encuentren en esta situación caigan en la resignación. Las bases que habían seguido no les sirven para dar un paso más en su preparación física. Ese será el momento de ponerse nuevamente en manos de un nutricionista deportivo. Este profesional le aconsejará, en función de sus objetivos principales (ganar musculatura y fuerza física, perder peso, conseguir buenos resultados en la competición de algún deporte, etc.), un plan de ejercicios y una dieta personalizada. Sin ir más lejos, se le recomendará el consumo de macronutrientes dividido en proporciones distintas a las que toma el resto de la población.

Finalmente, resulta conveniente acordarse de hidratarse suficientemente antes, durante y después de los entrenamientos. Has de tomar agua incluso aunque no hayas sentido la sensación de sed. Acuérdate de que tu cerebro da la orden de buscar la bebida un tiempo después de que exista la necesidad. Por otra parte, tomar fibra, en el marco del consumo de micronutrientes, es determinante. Entre otras cosas, por el hecho de que favorece el tracto intestinal, lo cual hace más grato el esfuerzo físico.

La importancia de la combinación de entrenar cardio y pesas

Las sesiones de ejercicio cardiovascular, como las de elíptica o natación, son muy buenas para la salud del corazón y la circulación sanguínea. Nadie duda de sus beneficios para el bienestar. Incluso, en ocasiones vienen bien para proporcionar un cierto descanso, sin dejar de ejercitar la musculatura. 

No obstante, hemos detectado un cierto abuso de este tipo de actividades, lo cual puede acabar mermando la musculatura. Ten en cuenta que, cuando nuestro cuerpo ha agotado sus depósitos de energía, las toma de las grasas y de los músculos. Incluso se puede llegar a dar la sarcopenia, una pérdida de musculatura derivada de haberse pasado con los ejercicios cardiovasculares. 

Recuerda que estas sesiones son ideales para perder peso sin cansarte en exceso, pero, si deseas tener un cuerpo, además de esbelto, tonificado, vas a precisar combinarlas con la realización de pesas. Hacer pesas te permite ganar musculatura en un plazo de tiempo relativamente reducido. De este desarrollo muscular no solo se beneficiará tu apariencia física, sino que también lo apreciarás cuando te pongas a hacer ejercicios aeróbicos. No son pocos los testimonios que han señalado que, una vez ganaron musculatura, mejoraron sus marcas en deportes como las carreras populares. 

En este aspecto, una vez hayas conseguido un tono muscular aceptable, te aconsejamos, si quieres obtener resultados con cierta rapidez, que combines unas pocas repeticiones de pesos relativamente altos. También queremos remarcar que no por enfocarte en las zonas que más quieres trabajar vas a lograr resultados rapidísimos, por ejemplo, en los abdominales. En este sentido, has de saber que la estimulación física que lleves a cabo se va a notar de manera relativamente uniforme en todo tu cuerpo y no en una zona concreta.

El descanso es fundamental en el fitness

No por más apretar se logran mejores resultados. Está claro que la constancia es una de las claves a la hora de mejorar tu preparación física, pero de nada te va a servir sobrecargar el nivel de actividad que tu cuerpo puede tolerar. 

El descanso es básico para la recuperación de los músculos. Ten presente que, aunque su desarrollo dependa de su ejercitación, crecen a lo largo de los tiempos de descanso. Por eso resulta decisivo que definas tus dinámicas de receso y que seas capaz de respetarlas. 

No es bueno para tu cuerpo, por ejemplo, que hagas crossfit todos los días o te pongas con dos sesiones de zumba a la semana. Es posible que tus músculos se sobrecarguen y lleguen las temidas lesiones. Si estás excesivamente cansado, tu rendimiento descenderá y puede que tengas que desestimar la realización de algunas sesiones de ejercicio. El peor escenario es que se produzca una lesión. Te obligaría a parar todos tus entrenamientos durante un periodo de tiempo indefinido y deberías iniciar una rehabilitación de la lesión, retomando de modo progresivo tus ejercicios. En definitiva, perderías un tiempo precioso para moldear tu figura. 

Aunque no te parezca tan importante, es indispensable que disfrutes de un sueño de calidad. Nos referimos a que duermas cada día entre siete y ocho horas. De esta manera, la recuperación de tus músculos y tu mente será total de cara a rendir al máximo durante la jornada siguiente. 

En definitiva, evita estos errores y tu trabajo en el gimnasio resultará más provechoso. ¡Complementa estos consejos con aficiones saludables!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *