Trasladarte en patinete: ¿qué puede hacer por tu cuerpo?

Trasladarte en patinete: ¿qué puede hacer por tu cuerpo?

El patinete ha dejado de ser una moda para convertirse en una de las alternativas de movilidad urbana más utilizadas de los últimos tiempos. Tal es la aceptación que ha experimentado, que la legislación ha tenido que ir adaptándose para dar respuesta a todas las situaciones que se derivan de su uso en relación a la circulación. Para muchos no se trata solamente de un medio de transporte sostenible, sino también de una alternativa al gimnasio con la que ejercitar el cuerpo y mantener la forma.

Los amantes de la cultura fitness han visto en el patinete eléctrico una forma de entrenar que aporta numerosos beneficios. Usarlo significa hacer deporte y quemar más calorías, incluso, que corriendo o montando en bicicleta. Lo bueno es que es tan sencillo su manejo que puede adaptarse a todos los públicos.

Las ventajas de entrenar utilizando un patín para desplazarse

Aunque depende del peso corporal y la condición física de cada persona, el patín exige un consumo energético mayor. Tomando como referencia a una persona con un peso de 65 kilos que utilice este medio de transporte una hora al día a una velocidad media de 18 kilómetros por hora, estaría quemando 720 calorías, mientras que en bicicleta serían 520, y caminando a una velocidad media de 6 kilómetros hora, tan solo 325.

Numerosos expertos aseguran, además, que su uso regular es muy beneficioso para tonificar la musculatura de los glúteos, las piernas, el torso y la espalda. Por lo tanto, si te decides a moverte por tu ciudad en patinete, sin darte cuenta prácticamente, estarás realizando un ejercicio físico que te puede servir como un complemento ideal a tus horas de gimnasio.

Es, realmente, una actividad cardiovascular que, dependiendo del ritmo al que se practique, implicará una capacidad aeróbica baja, media o alta. Por lo tanto, introducirla como una rutina diaria en nuestros desplazamientos obligatorios significaría incorporar un punto fitness a nuestro día a día sin ni siquiera darnos cuenta. ¿Empiezas a descubrir los beneficios que pueden repercutir sobre tu cuerpo y tu estado de forma?

Un deporte muy completo para adultos

Durante años, el patinete ha quedado relegado a niños y adolescentes, pero lo cierto es que en los últimos tiempos se ha extendido entre los adultos y mayores. No solamente por la comodidad de este medio de transporte, sino porque se ha convertido en un deporte institucionalizado que arroja un sinfín de beneficios para estas personas que se encuentran en una edad media o avanzada.

Por ejemplo, mejora su capacidad aeróbica y cardiopulmonar, que irremediablemente se va perdiendo con el paso de los años, los malos hábitos y la vida sedentaria. Para muchos es el único deporte que practican, que influye en el aumento de la absorción de calcio, lo que implica un fortalecimiento de los huesos. Gracias a ello, los riesgos de padecer enfermedades como la artrosis o la osteoporosis disminuyen considerablemente.

Otros beneficios interesantes de este deporte

En personas de todas las edades, el deporte que se realiza montando en patín eléctrico influye también en que la respiración sea más profunda y relajada, principalmente por la posición inclinada que hay que mantener para manejar cualquiera de ellos.

Es interesante que sepas que, aunque padezcas molestias en la espalda, estas no te impedirán conducir un patinete porque realmente vas erguido, y en ningún momento tendrás por qué curvarte. 

Otra ventaja frente al running, es que es un deporte de menor impacto, ya que se absorben las irregularidades del terreno y las articulaciones no sufren. Es una actividad completa, puesto que para dirigir el patín es necesario realizar toda clase de movimientos con el cuerpo.

Cuando utilizamos el patín estamos fortaleciendo, además de glúteos, gemelos y cuádriceps, la zona abdominal o lo que conocemos como core, lo cual es determinante en la mejoría del control del equilibrio. Por lo tanto, entrenar de esta manera también hace que nuestros reflejos y nuestra agilidad aumenten.

Algunas recomendaciones importantes

Es importante saber que aunque lo complementa, el uso del patinete no debe sustituir al trabajo en el gimnasio. Es más, entrenar ciertas habilidades puede repercutir en que el ejercicio sobre el patín sea más completo, ya que ganaremos en fondo físico y resistencia.

En caso de sufrir ciertas lesiones que puedan dificultar su uso, conviene descartarlo hasta que no hayan sido superadas. De lo contrario, podría producirse un sobreesfuerzo que influiría de manera negativa, agravando el estado de las mismas.

Los expertos en la materia también aconsejan cambiar cada cierto tiempo el pie con el que hacemos fuerza sobre el suelo. Así estaremos trabajando los dos lados del cuerpo. Es una cuestión que puede parecer insignificante, pero nada más lejos de la realidad. Al abusar de un solo pie podríamos generar descompensaciones. 

Al igual que en cualquier otra actividad física, los descansos también son necesarios al circular en patinete. Hay que tener en cuenta que su uso continuado genera tensiones en la zona cervical y en los brazos, principalmente. De ahí que un abuso o sobreesfuerzo pueda llegar a ser peligroso.

Además de los beneficios físicos, también aporta otros de diversa índole. Por ejemplo, patinar es una actividad relajada y divertida que ayuda a combatir el estrés. Puede llegar a convertirse, incluso, en un instrumento de socialización. 

Entonces, ¿a qué esperas para empezar a utilizar el patinete y disfrutar de todas estas ventajas? Será un complemento o alternativa perfecta a tus horas de entrenamiento en el gimnasio, y tu salud lo agradecerá.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *