¿Qué es el pilates reformer?

¿Qué es el pilates reformer?

El Pilates Reformer es una modalidad de este método que mezcla ejercicio y relajación. Sin embargo, nos encontramos con el hecho de que mucha gente ignora en qué consiste. Este desconocimiento supone que no puedan aprovechar los distintos beneficios que les puede proporcionar este tipo concreto de Pilates.

En las siguientes líneas profundizamos en las características del Reformer. Vamos por partes.

El origen de una disciplina propia del gimnasio

En primer lugar, es posible que a quienes no hayan seguido de cerca la trayectoria del Pilates, no les suene la variedad del Reformer. Si bien el Pilates existe desde principios del siglo XX, la mayoría de su público actual supo de su disponibilidad hace pocos años. Aproximadamente hace una década o incluso menos tiempo.

Recordemos que este método de ejercicios fue creado por el alemán Joseph Hubertus Pilates, quien, además, lo ideó con el fin de utilizarlo a la hora de paliar sus problemas de movilidad y articulaciones. En este aspecto, el Pilates se consagró como un método de recuperación de lesiones muy eficaz, por lo que su consolidación en los procesos de rehabilitación era cuestión de tiempo.

Por otro lado, es normal que, como implica la utilización de una máquina (a día de hoy fabricada con materiales más sofisticados que en sus inicios), haya gente que crea que el Reformer es una modalidad moderna. Se equivocan quienes así piensen, puesto que la primera máquina de esta variedad la diseñó el mismo Pilates, fundador de la disciplina que lleva su apellido. Aparte, no solo propició la fabricación de la del Reformer, sino que también contribuyó a que se pudieran emplear otras más.

Por eso, si bien es habitual e incluso correcto que se haga referencia al Pilates sin máquina como Pilates inicial, el Reformer también formaría parte de ese Pilates originario. La máquina, por su parte, es conocida técnicamente como Universal Reformer.

Aunque la máquina Reformer forme parte del Pilates original, si no la conocemos suficiente, puede ser una buena alternativa no pasar a sus posturas hasta dominar las principales del Pilates en el suelo o inicial. Cuando ya estemos más acostumbrados a entrenar sobre una superficie inmóvil, será el momento idóneo para pasar a atrevernos con la plataforma que se desliza de la máquina Reformer.

La máquina para entrenar como elemento diferenciador

Quienes se preguntan dónde pueden practicar el Reformer han de saber que tienen la posibilidad de hacerlo tanto en el gimnasio como en su propia casa. En este sentido, solo hace falta que empleen la famosa máquina que ideó el creador de estas sesiones de entrenamiento.

¿Qué características tiene esta máquina? Lo primero que hemos de retener es que tiene la forma de una cama y su anchura abarca 80 cm. En su base hay una plataforma que se desliza, la cual vamos a poder usar para llevar a cabo los ejercicios de fuerza y elasticidad. Esta plataforma hace un efecto carro, puesto que la podemos mover hacia uno y otro lado para realizar los ejercicios.

Pero, además, como complementos para adoptar las posturas propias del Reformer, contamos, por una parte, con hombreras, cabezales y barras de pies, que nos servirán para apoyarnos. Por otro lado, estas máquinas disponen de muelles y correas, que nos vendrán bien a la hora de realizar los estiramientos sobre la plataforma. Asimismo, la caja es un artículo que, situado en paralelo a la máquina, puede contribuir a la adopción de posturas laterales.

¿Qué beneficios nos aporta hacer ejercicio en el Reformer?

Podemos llevar a cabo decenas de ejercicios con la Universal Reformar. A grandes rasgos, la versatilidad de la máquina permite ensayar posturas que no siempre podremos llegar a realizar en el suelo. Asimismo, la plataforma móvil imprime movimientos y variaciones a los ejercicios, lo cual resulta muy útil para potenciar la elasticidad de los músculos.

A continuación, repasamos algunas de las ventajas concretas que nos reporta el uso de este aparato.

– La primera de ellas es la capacidad de variar los niveles de resistencia de los ejercicios. Por consiguiente, podremos aplicar más o menos fuerza según el cansancio que hayamos acumulado o el estado de forma general en el que nos encontremos.

– Por otro lado, la máquina posibilita que podamos ejercitar dos grupos musculares distintos y distantes, como los brazos y las piernas, a la vez. Esta circunstancia contribuye a mejorar el equilibrio y la coordinación, que son dos de las facetas en las que esta modalidad del Pilates ayuda a conseguir rendimientos especialmente buenos.

– La corrección postural, por otra parte, va a evitar que tengamos que sufrir algunos de los dolores más comunes entre la población adulta, como son los lumbares.

– El control de la respiración es una de las claves del Pilates que se refuerza con esta máquina.

Conseguiremos también trabajar los músculos del suelo pélvico, que son más difíciles de ejercitar sin poder apoyarnos en una máquina de estas características.

– La precisión de los movimientos de la máquina favorece tanto ganar flexibilidad como fortalecer los músculos. Los movimientos con resistencia, en este aspecto, convienen.

– Si tenemos dolores en las articulaciones, podremos beneficiarnos de que estos ejercicios reducen el impacto en ellas, dado que no tendrán que soportar fuerzas perjudiciales.

– Por último, mover la musculatura propiciará una circulación sanguínea más fluida, lo que disminuirá el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

En definitiva, el Pilates Reformer nos aporta tonificación y equilibrio mediante el empleo de una sofisticada máquina. ¡Complementa sus ejercicios con una nutrición sana!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *